Docentes del colegio temen no cobrar sus salarios luego del embargo de la cuenta bancaria del apoderado de la institución, ya que desde allí "se depositan los sueldos", informó María Fernanda Benítez, secretaria general de SADOP.

colegio_guido_spano_69035

"Me sorprendió el embargo de la cuenta bancaria de Mauricio Sánchez porque nos da un mal escenario para cobrar los sueldos de diciembre, ya que él es el responsable de depositarlos, pero si tiene la cuenta embargada no lo puede hacer", sostuvo a Télam.

Además denunció que aún no llegó "la notificación de la desvinculación formal de los docentes de la institución, por lo que al día de hoy, siguen siendo empleados" de un colegio que cerró sus puertas.

"Desde el lunes vamos a realizar medidas para provocar esa formalidad, es decir, para que se entreguen los telegramas de despido, para así poder cobrar los sueldos y las indemmizaciones, que pensábamos que se iban a cobrar normalmente", afirmó.

En relación al allanamiento que realizó la justicia porteña en el establecimiento educativo, Benítez afirmó a Télam que "la fiscalía tenía previsto hacer el allanamiento en el colegio y también en un depósito de Avellaneda que poseen los dueños".

Mientras la situación judicial continúa, los padres de los alumnos del Guido Spano atraviesan un período de incertidumbre que comenzó el 31 de diciembre, cuando vecinos de la institución, ubicada en Billinghurst 1355, advirtieron que un camión comenzaba a trasladar el mobiliario de la escuela.

"Todo es muy irregular, porque cobraron el costo de la matrícula y nunca nos avisaron del cierre del colegio, aún cuando hay una disposición legal que dice que cuando una institución deja de funcionar, hay que avisar con un año de anticipación", sostuvo Carolina, madre de un niño de 5 años que pasó a Preescolar.

"Lo peor de todo es que no tenemos ningún tipo de respuesta, porque desde la Dirección General de Escuelas Privadas sólo nos garantizaron la inscripción de nuestros hijos en otras escuelas y la recuperación de la información", sostuvo a Télam.

"Nunca contemplaron la parte afectiva, sino que manejaron todo como si fuera una cuestión sólo de privados", criticó, e instó a que los funcionarios del Gobierno de la Ciudad "sean más creativos con las respuestas porque hay chicos de por medio".