Lo resolvió el juez de Garantías David Mancinelli. Los acusados seguirán detenidos en la Alcaidía de la U6 de Dolores y si el fallo queda firme pasarían a una celda común.
Los familiares de algunos de los rugbiers a la salida del penal de Dolores.

El juez David Mancinelli, titular del Juzgado de Garantías Nº 6 de Dolores, avaló el pedido de prisión preventiva para los ocho rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa y consideró actuaron con “alevosía” y “premeditación” durante el asesinato del joven ocurrido el 18 de enero a la salida del boliche Le Brique de la ciudad de Villa Gesell.

La decisión del magistrado implica que Máximo Thomsen y Ciro Pertossi, considerados los autores materiales del crimen, y sus compañeros Ayrton Viollaz, Blas Cinalli, Lucas Pertossi, Matías Benicelli, Enzo Comelli y Luciano Pertossi continuarán detenidos. El pedido de arresto domiciliario por parte del abogado defensor Hugo Tomei fue denegado.

El juez comunicó su resolución apenas 24 horas después de haber estado cara a cara con los rugbiers este jueves durante la primera audiencia entre las partes que se realizó en los Tribunales de Villa Gesell. Allí solo uno de los imputados habló. Fue Blas Cinelli que dijo: “Ninguno de nosotros quiso que pase lo que pasó”. El juez no evaluó lo mismo.

Leé también:  El fiscal general de Dolores anunció que hoy recuperarán la libertad los dos rugbiers no acusados

En su escrito Mancinelli consideró que la noche del crimen uno de los rugbiers golpeó a Fernando “por la espalda” mientras estaba conversando con sus amigos, y que una vez en el piso, el grupo le pegó piñas y patadas mientras se encontraba "en total estado de indefensión".

Simultáneamente, aseguró, está probado que los rugbiers impidieron “el auxilio por parte de terceros” golpeando a todo aquel que se acercara a ayudar. Y concluyó que tenían un plan premeditado: matar a Fernando José Báez Sosa.

Para el juez los acusados actuaron con “extrema violencia” y "desprecio por la vida humana”. Eso complica aún más la situación de los detenidos, a pesar de que ahora resta esperar la postura del abogado Hugo Tomei, que seguramente apelará.

Leé también:  Un patovica dijo que Máximo Thomsen estaba "sacado" cuando lo echaron del boliche "Le Brique"

Tras ese paso, y si las preventivas quedan firmes, los detenidos podrían ser pasados de la Alcaidía del penal de Dolores a las celdas comunes, que están en edificios contiguos.

Mancinelli, además, confirmó las calificaciones que pesan contra Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19), acusados de ser "coautores" del crimen; y para Blas Cinalli (18), Luciano (18) y Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20), y Ayrton Viollaz (20), quienes son considerados como "participes necesarios".

Y no concedió el pedido de la querella a cargo de los abogados Fernando Burlando y Fabián Améndola, que habían solicitado que a la acusación de la fiscal por "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas" se sume también el agravante de "homicidio por placer". Para el juez no hay pruebas para sostener esa acusación.