Los oficiales están acusados de pedirle $70 mil al dueño de un local en Quilmes a cambio de no armarle una causa por narcotráfico. Fueron capturados infraganti.
El policía de Echeverría fue capturado en el momento en el que recibía el dinero.

Una pareja de oficiales de la Policía Bonaerense fue detenida en las últimas horas acusada de extorsionar, golpear y secuestrar a un comerciante de Quilmes para que pague una coima de $70 mil a cambio de no armarle una causa por venta de drogas.

Se trata de Matías Miguel Romeo, perteneciente al Comando Patrulla de Esteban Echeverría, y su novia, Camila Belén Saldivia, de la comisaría 6° de Florencio Varela. Ambos estaban de licencia y ya habían sido desafectados de la fuerza por sus superiores.

Según denunció el comerciante, quien prefirió mantener el anonimato “por seguridad”, el viernes pasado el policía lo interceptó en la esquina de Garibaldi y Monroe, y lo obligó a subir a su auto a punta de pistola. “No hagas ninguna boludés”, le dijo.

Una vez en el vehículo lo golpeó en la cabeza con la culata de su arma, le mostró una bolsa con drogas y le dijo que era miembro de la División Narcóticos, y si esa misma noche no le entregaba $70 mil iba a armarle una causa por narcomenudeo. 

Tras la extorsión, siempre según el relato del comerciante, el oficial lo llevó a su casa y le robó algo de dinero que llevaba encima. Tras haber sido liberado, el joven de 32 años se acercó hasta la DDI de Quilmes y realizó la denuncia.

Inmediatamente, según fuentes policiales, se dio aviso al área de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad y se actuó con rapidez para resolver el caso en el mismo día.

Como había pactado, la víctima llevó un bolso con plata hasta el lugar que habían quedado, pero lo acompañaron policías encubiertos que, al momento de la entrega en el cruce de Olavarría y Ceballo detuvieron in fraganti al policía echeverriano.

En su poder tenía  el dinero pactado durante la entrega, otros $9.020, una pistola Bersa 9 milímetros, un chaleco antibalas y 6 envoltorios con marihuana.

La causa fue caratulada como “extorsión” está a cargo del fiscal de la Unidad Fiscal de Instrucción N° 2 de Quilmes, Leonardo Sarra.