El sospechoso, de 22 años, se presentó en la Comisaría 2º y dijo que los encontró muertos en su casa. Sin embargo, la Policía descubrió varias pruebas y contradicciones en el relato.
Los efectivos acudieron al domicilio y encontraron a las víctimas con heridas cortantes y puñaladas.
Los efectivos acudieron al domicilio y encontraron a las víctimas con heridas cortantes y puñaladas.

Un joven de 22 años fue detenido en Ezeiza acusado de matar a puñaladas a sus padres adoptivos y quedó imputado por el delito de “doble homicidio agravado por el vínculo”.

Aunque el sospechoso se presentó en la Comisaría 2º y dijo que había encontrado a sus padres asesinados al llegar a su casa, la versión comenzó a derrumbarse con el hallazgo de lesiones en sus manos y contradicciones en su relato.

Los efectivos acudieron al domicilio y encontraron a las víctimas, de 56 y 49 años, con heridas cortantes y puñaladas. Tras recabar testimonios de vecinos, los policías establecieron que no se habían escuchado gritos, pedidos de auxilio ni movimientos extraños.

Leé también:  Vuelve a funcionar el tren que une Cañuelas con Lobos

Asimismo, los vecinos revelaron que el joven mantenía discusiones a diario con sus padres adoptivos por problemas de adicción. Los pesquisas advirtieron que parte de los pisos del domicilio habían sido lavados y que el joven tenía heridas cortantes en los dedos anular y meñique izquierdos.

Con estas pruebas, la autoridades de la UFI Nº2 Descentralizada de Ezeiza, perteneciente al Departamento Judicial de Lomas, ordenaron la detención del joven.