Está acusada de “abandono de persona seguido de muerte” por no intervenir ante la violencia del padrastro que se llevó la vida de la niña sordomuda de 5 años.
la madre la llevó al hospital varias horas después.

El viernes 28 de septiembre de 2018, Zamira, una nena sordomuda de 5 años, llegó muerta al Hospital Santamarina de Monte Grande. Su mamá, Brenda Fernández (21), había dicho que su hija “se había caído”. Pero todos apuntaron a la pareja de la mujer, quien esa tarde había quedado al cuidado de la pequeña.

Un informe posterior determinó de Zamira tenía hemorragias internas en el hígado y los riñones. Los testimonios en la causa no favorecieron al hombre, que ya había tenido denuncias por violencia de género. La tía paterna de Zamira y su hermana melliza declaró que las nenas les contaron que Brandon Damián González (21) las golpeaba y mostró fotos que evidenciaron la violencia.

Leé también:  Detienen al único acusado en el asesinato de Maxi Seppia

El hombre quedó acusado de haberla matado a golpes y ahora, siete meses más tarde, es la mamá de la nena, quien acaba de ser detenida por “abandono de persona seguido de muerte”. La acusan de haber permitido la muerte de su hija por omisión, por no intervenir ante las agresiones del padrastro: la nena agonizó durante horas en el sillón de su casa, su madre la llevó al hospital, horas después de la golpiza.