La Policía apresó a una familia que estaba en situación de calle. Los capturaron al momento que intentaban instalarse en una vivienda deshabitada. Tenían un bebé.
La pareja había vivido en otras casas.

Una pareja fue detenida por efectivos de la Comisaría Tercera de Temperley por intentar usurpar una vivienda. Los jóvenes, de 19 y 22 años, buscaban evitar ser desalojados por la Policía, ya que tenían un bebé.

La pareja, que se encuentra en situación de calle, fue detenida in fraganti cuando intentaba ingresar sin permiso a un domicilio que se encontraba vacío. Los efectivos fueron alertados por una llamada al 911 emitida por un vecino.

Los jóvenes ya habían vivido en varias casas utilizando el mismo método. Incluso, cuando lograban permanecer por un tiempo considerable en un domicilio y este no era reclamado por nadie, la pareja partía hacia otra vivienda para dejarle la casa a un familiar.