El joven de 15 años fue capturado este miércoles como presunto responsable del asesinato de un oficial baleado en un presunto intento de asalto.
fue baleado en un presunto intento de asalto cuando estaba a punto de ingresar a su domicilio.
fue baleado en un presunto intento de asalto cuando estaba a punto de ingresar a su domicilio.

Un adolescente de 15 años fue detenido hoy como presunto responsable del crimen de un efectivo de la Policía Local de La Matanza que fue baleado en un presunto intento de asalto cuando estaba a punto de ingresar a su domicilio, de la localidad de González Catán.

El adolescente, acusado de ser autor de los disparos que terminaron con la vida del efectivo, fue detenido por personal de la Policía Bonaerense en una vivienda situada en Acassuso al 5.700, de la misma localidad, informaron fuentes de la fuerza.

El detenido, que en un principio se había informado que tiene 16 años, aunque luego se corroboró que tiene 15, está sospechado de ser el autor material del crimen del policía y quedó a disposición del Fuero de Responsabilidad Juvenil local.

Leé también:  Un hombre murió al caer de un tren en movimiento y acusan a un policía de tirarlo

Según se supo, el padre del detenido dijo que había estado internado en un instituto de menores tres meses por el robo de una moto, ocurrido el año pasado. .

El policía Cristian Maximiliano Bruno, de 30 años, fue atacado en la noche de este martes por dos asaltantes que se movilizaban en una moto cuando volvía a su casa tras hacer compras en un supermercado de barrio, frente a su domicilio de Velazco e Infanta Isabel.

Bruno recibió al menos dos balazos, uno de ellos en el pecho, y murió luego de ser trasladado a un centro de salud cercano.

El policía asesinado estaba casado y tenía dos niños menores de once años.

Leé también:  Chocó su auto y la dejó en estado vegetativo: le dieron tres años de prisión

La esposa dijo que su esposa "nunca se resistió": "Lo patearon, se dieron cuenta que tenía un arma y le tiraron a matar", expresó la mujer.

"No le robaron nada, estaba todo, hasta el celular tenía. Se fueron sin nada", contó.

"Bajé corriendo y lo encontré tirado, recibió un tiro en un brazo y otro en el pecho, que fue mortal. No pudimos hacer nada, lo llevamos al UPA 24 en un auto, porque la ambulancia tarda, pero llegó casi muerto", expresó la esposa del policía con la vos quebrada.