La Policía logró dar con los sujetos tras un seguimiento y filmaciones de cámaras de seguridad del Partido de La Matanza.
el policía Mauricio Ezequiel Miño fue asesinado el 9 de marzo.
el policía Mauricio Ezequiel Miño fue asesinado el 9 de marzo.

Tres hombres fueron detenidos como sospechosos del crimen de un oficial de la Unidad de Policía de Prevención Local (UPPL) de La Matanza, quien fue asesinado a balazos frente a la casa de unos amigos en la localidad bonaerense de Villa Madero el lunes 9 de este mes.

Las detenciones estuvieron a cargo de efectivos de la DDI de La Matanza y se realizaron en una vivienda de la zona de Villa Tranquila, partido de Avellaneda, y en otra del barrio porteño de Mataderos, donde se secuestró el auto en el que se movilizaban los asesinos del policía Mauricio Ezequiel Miño, dijeron los voceros.

Según los investigadores, la Policía logró dar con esos domicilios tras un seguimiento y filmaciones de cámaras de seguridad del partido de La Matanza y del barrio porteño de Mataderos.

Leé también:  Detienen en Brown a un joven acusado de un crimen que sucedió en marzo

En los lugares allanados se secuestraron tres armas de fuego que serán peritadas con el objeto de saber si se emplearon en el asesinato.

Miño fue atacado la noche del 9 de marzo, cerca de las 22.30, en Paunero 81, casi esquina Boulogne Sur Mer, La Matanza, cuando, de franco y vestido de civil, se retiraba junto a su esposa -también policía- y sus tres hijos de la casa de una pareja amiga.

Como llovía, Miño fue hasta su Volkswagen Gol, lo puso en marcha y regresó hasta la puerta de la vivienda a buscar a su mujer, de 35 años, y a sus hijos de 3, 6 y 10, para regresar a su domicilio en Gregorio de Laferrere, también en La Matanza.

En ese momento, el efectivo fue abordado por tres delincuentes con fines de robo que bajaron de un Ford Focus.

Ante esa situación, Miño se identificó como policía, intentó resistirse al robo y forcejeó con los ladrones, quienes efectuaron al menos diez disparos, tres de los cuales lo hirieron.

Leé también:  "A mi hijo lo ejecutaron", dice David Barrios, padre del joven asesinado de 18 balazos en Villa Tranquila

Luego, los delincuentes se apoderaron de su arma reglamentaria, una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros, y escaparon en el mismo auto en el que habían llegado, dijeron los voceros.

Miño fue trasladado por personal del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) La Matanza al Hospital Balestrini, de Ciudad Evita, adonde llegó muerto a causa de las heridas de bala que había sufrido en la ingle, en una pierna (a la altura del fémur) y el abdomen.

El crimen de Miño es investigado por el fiscal Claudio Fornaro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial La Matanza, quien indagará a los ahora detenidos por los delitos de "robo agravado por el uso de arma de fuego y homicidio agravado criminis causa".