Sobre la calle Pilcomayo, desde Pío Baroja hasta la colectora de Camino Negro, se despejaron los residuos en la zona de las vías. También hubo fumigación, desratización e instalación de luces.
Las cuadrillas fumigaron para prevenir la aparición del mosquito portador del dengue.
Las cuadrillas fumigaron para prevenir la aparición del mosquito portador del dengue.

Para garantizar el mantenimiento de calles, espacios públicos y evitar que se generen focos de contaminación, el Municipio de Lomas continúa con la erradicación de basurales en los distintos barrios. En esta oportunidad, se realizó un operativo integral en Fiorito.

Sobre la calle Pilcomayo, en el tramo comprendido desde Pío Baroja hasta la colectora de Camino Negro, se movilizaron cuadrillas, vehículos, máquinas y herramientas para despejar los residuos acumulados en los alrededores de las vías. Las acciones de limpieza y desmalezamiento fueron complementadas con fumigación para prevenir la aparición del mosquito portador de enfermedades como el dengue. También hubo desratización contra roedores e insectos.

Leé también:  Fumigan en los barrios para evitar plagas y enfermedades

Con el propósito de reforzar la seguridad en horario nocturno, se instalaron luminarias en los cruces y despejaron  las partes altas de los árboles que tapaban los dispositivos. De esta manera, se generó una mayor visibilidad hacia las calles y frentes de los hogares. Por último, se mejoraron los pasos peatonales a las vías del tren con bacheo.

El operativo contó con la presencia del secretario de Gestión Descentralizada, Gastón Lassalle; la secretaria Privada, Victoria Bourio; el director de Medio Ambiente, Fernando Sosa; y el delegado de Fiorito, Leonardo Leandro.