Luego de echar a ocho trabajadores, hace tres meses, ahora la autopartista avanzó sobre 15 más. El Ministerio de Trabajo dictaminó la conciliación obligatoria y los despedidos aguardan una respuesta de la empresa, que ofreció una indemnización al 50% rechazada de plano. Entre los 32 trabajadores que siguen en la planta crece el miedo y la incertidumbre y se preparan para lo peor.
Los trabajadores, durante los primeros días de despidos. Ahora aguardan una propuesta de la empresa durante el período de conciliación obligatoria.

La ola de despidos se sigue profundizando en las fábricas de la zona Sur. La empresa autopartista Viauro echó a 15 empleados  de su planta de Burzaco (eliminando una línea de producción) y, con la excusa de que se encuentra en una “situación de crisis”, se niega a pagarles el 100% de las indemnizaciones, según denunciaron desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

Leé también:  Preocupación por las condiciones de trabajo de los contadores públicos

A pesar de las reuniones en el Ministerio de Trabajo, el conflicto lejos de encontrar una solución, se encuentra en un callejón sin salida. “La compañía se niega a cambiar su postura y pretende cubrir el 50% de las indemnizaciones, ya que dicen que no tienen dinero suficiente”, señalaron los trabajadores.

Los operarios cesanteados, según informaron desde la UOM, “no quieren volver a sus puestos, solo pretenden obtener lo que les corresponde” por ley. “Están cansados de los manoseos”, resaltó el delegado Maximiliano Miguens

En rigor, el Ministerio estableció una conciliación obligatoria: durante las dos próximas semanas lo trabajadores esperan una respuesta, que sostenga a los despedidos en el puesto o que mejore el porcentaje de la indemnización.

Leé también:  Una subsidaria de la empresa Nike despidió a 90 trabajadores

MIEDO E INCERTIDUMBRE. Lo cierto es que hace tres meses ya habían despedido a otros ocho empleados dentro de la fábrica se vive un panorama de desconcierto: ya que se temen más despidos e inclusive se habla del cierre. Pero los trabajadores no le creen a la empresa: “Ellos dicen que pierden un millón de pesos mensuales, yo creo que si pierden eso cerraría”, dijo un empleado. “Quedamos 30 y no nos imaginamos nunca esta situación, estamos abiertos a un plan de lucha si esta ola de despidos avanza”, agregó.

“De lo 15 despedidos hay 2 que quieren seguir trabajando, mientras que el resto espera que le mejoren la indemnización. Para el lunes o martes nos dijeron que nos harán otra oferta”, agregó el empleado que pidió no mencionar su nombre por miedo a represalias por parte de la patronal.

Leé también:  A pesar de los descuentos, la venta de 0KM no repunta

“Lo que se vive ahora es que lamentablemente el que no arregle va a quedar liberado a una demanda judicial de forma particular, no hay mucho por hacer”.