Familiares, amigos y dirigentes participan del último adiós del exgobernador que ayer falleció en un accidente de tránsito mientras viajaba al cumpleaños de una de sus hijas.
Juan Schiaretti y Alejandra Vigo, en el velorio de De la Sota (La Voz).
Juan Schiaretti y Alejandra Vigo, en el velorio de De la Sota (La Voz).

En el Centro Cívico de Córdoba, sede del Gobierno provincial, se realiza desde las 9 el velatorio del tres veces gobernador José Manuel de la Sota, quien falleció anoche en un accidente de tránsito en la ruta 36 mientras viajaba de Río Cuarto a la capital cordobesa para ir a la cena de cumpleaños de una de sus hijas.

El funeral es abierto al público en el edificio ubicado en la calle Rosario de Santa Fe 650 y se extenderá hasta el lunes a las 11, cuando el cuerpo será trasladado al panteón familiar. La provincia decretó cinco días de duelo por la muerte del dirigente justicialista

La muerte conmocionó a todos los dirigentes políticos del país, ya que si bien De la Sota desarrolló su carrera en Córdoba, su figura tuvo –desde los comienzos- trascendencia nacional. En los ’90 fue uno de los impulsores de la corriente renovadora del peronismo. Y en esa provincia dejó su marca en las últimas dos décadas.

El gobernador Juan Schiaretti expresó su dolor a través de su cuenta de Twitter: “Quiero expresar mi dolor con la pérdida de mi amigo, mi compañero de toda la vida, el gran José Manuel De la Sota. Fue un líder, un estadista, un dirigente muy respetado. Él hizo tanto por el pueblo de Córdoba. Estamos acompañando a su familia”.