Hay más de 3 mil organizaciones de trabajadores. Desde la llegada de Cambiemos a la Casa Rosada, el Gobierno mantiene una relación conflictiva con el movimiento obrero.
El Gobierno mantiene un relación conflictiva con el movimiento obrero.

La crisis y el ajuste generaron la necesidad de contar con nuevas herramientas gremiales para la defensa de los puestos laborales. En los 42 meses de gestión del presidente Mauricio Macri, un total de 27 asociaciones sindicales fueron creadas e inscriptas oficialmente, lo que elevó el número total a 3.389 organizaciones de trabajadores en todo el país.

De acuerdo a los datos de la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales, en la Argentina hay 3.261 sindicatos, 109 federaciones y 19 confederaciones, de los cuales 1.672 tienen personería gremial es decir, que pueden intervenir en negociaciones colectivas y administrar sus propias obras sociales, tal como lo establece la Ley 23.551 de 1988; mientras que los 1.717 restantes cuentan con inscripción gremial simple.

Leé también:  Según los gremios, la inflación de octubre fue del 4,1%

Desde la llegada del líder de Cambiemos a la Casa Rosada, el Gobierno mantiene un relación conflictiva con el movimiento obrero. La crisis económica y los despidos generaron un vínculo tenso, distante y con cinco paros nacionales, además de múltiples movilizaciones a lo largo del país.

Según publicó la agencia NA, el primer sindicato creado durante el macrismo fue la Unión de Trabajadores de Comercio y Servicios (Utracos), de la provincia de Córdoba; mientras que el último registrado fue el Sindicato Único de Trabajadores de Ferias de la República Argentina (Sutfra), con domicilio en el partido bonaerense de Lomas de Zamora.

En lo que respecta a la cantidad de organizaciones de trabajadores por distrito, en la provincia de Buenos Aires están registradas 799 asociaciones sindicales, lo que la convierte en la jurisdicción con mayor número; seguida por la Ciudad de Buenos Aires, con 526; Santa Fe, con 299; y Córdoba, con 249.