El Gobierno oficializó la medida luego de una reunión que el presidente Mauricio Macri mantuvo con los gobernadores. Habrá beneficios para los productores.
Las pérdidas, según entidades del agro, ascienden a los U$S2000 millones.

Por las inundaciones que afectan a gran parte del norte y el litoral argentino, el Gobierno nacional declaró la emergencia agropecuaria en Santa Fe, Corrientes, Chaco y Santiago del Estero.

La medida se oficializó luego de una reunión que el presidente Mauricio Macri mantuvo con los gobernadores de las provincias afectadas, que le exigieron respuestas al pedido de las entidades del agro.

A partir de la resolución, los productores serán beneficiados con la prórroga del vencimiento del pago de los impuestos a las Ganancias, a la Ganancia Mínima Presunta y a los Bienes Personales hasta tanto se mantenga la medida extraordinaria.

Leé también:  Juntaron donaciones para ayudar a los pueblos del Litoral

Además, activa el plan de emergencia estipulado en el programa permanente para deuda exigible (con un plazo de hasta 48 cuotas) y suspende durante el plazo de la emergencia la iniciación de los juicios de ejecución fiscal para el cobro de los impuestos adeudados por los contribuyentes incluidos en el decreto.

En simultáneo, el secretario de Agroindustria, Miguel Etchevehere, informó que se lanzará una línea de crédito a cinco años, con dos de bonificación del 50% de subsidio oficial a la tasa vigente al momento de su solicitud.

Coninagro aseguró que a raíz de las miles de hectáreas que quedaron bajo el agua, el campo reportará pérdidas por U$S 2.200 millones.