La inflación rozó el 50%, el dólar tocó los $42 y el desembolso que hizo el FMI fue inédito. Se desplomó la industria, la inversión privada y el empleo. Además, el porcentaje del sueldo de los argentinos destinado a los impuestos es de los más altos de la región.

No hay nada para festejar en materia económica: la inflación y el dólar cerraron por la nubes. Bajó el poder adquisitivo de los argentinos y, encima, destinan gran parte de su sueldo (más del 23%) en pagar impuestos. Esto desembocó en la caída de la demanda, en desempleo, en cierre de fábricas, en menos inversión, en recesión. El riesgo país crece y no les da confianza a los inversores. Todo esto se profundiza pese al préstamo del FMI, el mayor desembolso de la historia del organismo internacional.

el fmi fiscaliza que argentina cumpla con el ajuste.

INFLACIÓN. El alza de precios de 2018 superó el 47%, los números definitivos se conocerán los primeros días de enero, pero se trata de la más alta desde la salida de la híper inflación de 1991, pese a la estabilización del dólar, el endurecimiento del esquema monetario y la consecuente recesión.

Lo que más condicionó los precios fue la devaluación. Pero también tuvo gran influencia el aumento de la nafta luego de la liberación de precios del Gobierno, la suba del transporte público, de las tarifas de servicios públicos y de las prepagas que aplicaron cinco aumentos durante el año que equivalen a un ajuste total del 40,8%.

El aumento de la Canasta Básica Total hizo que más personas quedaran bajo la línea de la pobres. Hoy, según la UCA, un tercio de los argentinos son pobres.

la industria funciona al 64,8% de su capacidad instalada. Hay que remontarse a 2001 para encontrar valores similares.

DÓLAR. El descontrol se adueñó del dólar durante 2018, sobre todo en los meses de agosto y septiembre, cuando el dólar tocó los $42 y registró una suba del 10% en sólo un mes. A partir de este pico, que le costó la renuncia a Luis Caputo y en su lugar asumió Guido Sandleris.

Leé también:  Camaño descartó que Lavagna haga un acuerdo electoral con Macri o Fernández

Comenzó a aplicar la banda de flotación que consta en que mientras el dólar esté entre $34 y $44 el Banco Central no intervendrá. Ese precio se ajustará diariamente a una tasa de un 3% mensual y luego se recalibrará al comienzo del año próximo.

PRÉSTAMO DEL FMI. El Gobierno amplió el crédito solicitado al FMI por un total de US$57 mil millones, el desembolso más grande en la historia del organismo internacional, según Christine Lagarde.

El arreglo incluye un adelanto de desembolsos que se incrementa en US$ 19 mil millones hasta fines de 2019.

Mientras, un enviado especial del FMI se radicó en el país para controlar las cuentas y medidas económicas del gobierno de Mauricio Macri, sobre todo que se cumplan las metas de déficit cero y un equilibrio fiscal.

LA INDUSTRIA. En los primeros días de este mes se conoció el dato que la industria funciona al 64,8% de su capacidad instalada. El sector tuvo seis meses de caída consecutiva y superó un desplome del 11,5% hasta septiembre, mes en que difundieron los últimos datos.

El aumento de la Canasta Básica Total hizo que más personas quedaran bajo la línea de la pobres. Hoy, según la UCA, un tercio de los argentinos son pobres.

Son varias las fábricas que ante la caída en las ventas son empujadas a bajar sus persianas, desinflar el potencial y volumen máximo de producción. Entre los rubros más afectados están las textiles, automotrices y alimentos. Hay que remontarse a la crisis de 2001 para encontrar valores similares. En este caso no es sólo la falta de demanda sino también la lluvia de importaciones que perjudicó a sectores como el calzado y la indumentaria.

Leé también:  Le niegan la medicación a 15 mil personas con VIH

POCOS INVERSORES. El Indicador Mensual de Inversión (IMI) del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala arrojó que la inversión privada cayó un 16,3% interanual en octubre, por debajo de los niveles que se registraban en 2015, año en que asumió Mauricio Macri.

La construcción es uno de los rubros más perjudicados porque a la falta de inversión privada se le suma la retracción de la obra pública, que se traduce en menor actividad para empresas y trabajadores.

DESEMPLEO. Argentina registró la peor tasa de desempleo de los últimos 12 años, al ubicarse en 9,6%, según un informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) correspondientes al segundo trimestre del año. Los números actualizados se conocerán en enero.

TARIFAS. Según un informe de la Universidad de Avellaneda, Argentina queda posicionado como el país de la región que más subió las tarifas de los servicios públicos en relación al salario, desde la asunción del nuevo equipo económico y se convirtió en el tercer país que destina un mayor porcentaje del salario a pagar tarifas (23,5%), sólo por detrás de Venezuela (36,5%) y Chile (24,9%).