La joven de Esteban Echeverría sumó un total de 177 kilos para terminar como la mejor de su grupo y ubicarse entre las primeras ocho del planeta. Fue récord nacional y superó su registro.
Abril fue la única representante del país en el Mundial Juvenil que se realizó en Fiji.
Abril fue la única representante del país en el Mundial Juvenil que se realizó en Fiji.

La levantadora de pesas Abril De Cándido puso su nombre en lo más alto de la disciplina y consiguió un logro muy importante para el país: terminó octava en el Mundial Juvenil de Fiji y se posicionó como una de las mejores del planeta sub-20 en la categoría hasta 59 kilos.

La chica de Esteban Echeverría, de 17 años, se destacó entre las mejores 16 del mundo en la especialidad y consiguió grandes registros, con un nuevo récord nacional y una mejor marca personal. Y eso le da otro gusto al logro conseguido para esta promesa del levantamiento de pesas.

En Fiji, De Cándido sumó un total de 177 kilos, con 77 kilos de arranque y 100 kilos de envión. Y gracias a ese total pudo terminar como la mejor de su grupo y ubicarse entre las mejores ocho del planeta.

Pero no fue lo único que logró. Esos 100 kilos que levantó en envión le permitió conseguir un nuevo record nacional y mejorar su registro personal en envión y total.

“Estamos muy felices porque la performance de Abril increíble en este que fue su primer Mundial Juvenil”, remarcó Ariel De Cándido, papá y entrenador de Abril, en diálogo con Diario La Unión, todavía en Oceanía. “Ella se tiene muy merecido porque compitió ante las mejores del mundo y tuvo una gran actuación”, recalcó Ariel, más que orgulloso de su hija y pupila.

“Estamos más que satisfecho porque fueron muchas horas de vuelo, la adaptación y el cambio de horario. Hace mucho calor y eso no ayudó demasiado. Por suerte todo salió bien y redondeó un gran torneo”, remarcó el entrenador de Abril.

Otro dato que marca lo que consiguió De Cándido es que fue la única representante de Argentina en este Mundial de Fiji. Ella sólo logró la marca necesaria en el torneo clasificatorio y llevó la bandera del Sur a lo más alto.