Miles de chicos que asisten al Parque de Albertina participarán gran parte de enero y febrero de espacios de concientización sobre el cuidado del Medio Ambiente.
Casi 2000 chicos por semana asisten a las piletas del Parque de Albertina.

La Colonia de Verano del Municipio este año no solo será un espacio de diversión sino también de concientización y aprendizaje: los chicos que asisten todas las semanas al Parque de Albertina participarán de charlas, talleres y actividades para comprender la importancia del cuidado del medio ambiente y aprender cómo reciclar en sus casas.

La iniciativa impulsada por el Gobierno local apunta a que todos los vecinos, incluso los más pequeños, se comprometan con el cuidado del entorno que los rodea para lograr una ciudad más verde y sustentable, explicaron desde la Comuna. "El gesto más pequeño ayuda y permite crear una sociedad que piensa en el futuro", precisaron.

Por eso, los casi 2000 niños que se acercan al polideportivo de la calle Homero al 2600 para disfrutar del sol y las piletas, semanalmente, tendrán la oportunidad de formar parte de espacio didácticos en los que aprenderán a separar residuos en origen, participarán de eco actividades (juegos con contenido vinculado al tema ambiental) y plantarán árboles.

Generalmente este tipo de propuestas se desarrollarán martes y jueves, por la mañana y por la tarde, y la idea es que los niños se involucren en el tema para luego contagiar a sus familias en sus casas.

Leé también:  Banfield, el primer club argentino en entregar vasos reutilizables en su estadio

"Les enseñaremos cómo es el reciclado, no solo como una forma de importante de promover el cuidado del ambiente, sino también una actividad que genera fuentes de trabajo digno a través de una cadena de voluntades que empieza por el vecino comprometido", explicó el secretario de Medio Ambiente, Emiliano Baloira.

La intención es que los chicos aprendan a separar los residuos y ayuden a inculcar ese hábito en sus familias.

Las charlas y los talleres se realizarán en medio de las distintas actividades recreativas y deportivas que realizan los distintos grupos que todas las semanas llegan a la Colonia. La iniciativa estará a cargo de personal especializado, que les brindará toda la información necesaria y contestará todas las dudas y preguntas que los nenes tengan.

La propuesta apunta a exponer la importancia que tiene avanzar en el tratamiento de los residuos sólidos que se desechan diariamente en las casas y que pueden ser reutilizados.

A principios del año pasado, el Municipio profundizó sus políticas medio ambientales al lanzar el programa EcoLomas. Así, se impulsaron distintas acciones como la instalación de más de 25 Puntos Verdes, distribuidos en las delegaciones, clubes de barrio e instituciones, que permitieron reciclar alrededor de 1200 toneladas de basura al mes.

Son cartoneros y cooperativistas los que se encargan de recibir los materiales plásticos, de vidrio, metal y cartón para luego trasladarlos y darles el tratamiento adecuado.

Leé también:  Eco Lomas: el Programa Envión se suma al reciclado

Los centros de recepción funcionan en las plazas Grigera de Lomas Centro (Sáenz y Manuel Castro, de lunes a viernes 9 a 14), del Campeón de Banfield (Vergara y Maipú, de 9 a 14), Libertad (Laprida y Baliña, de 8 a 13 y de 15 a 19), y el Parque Finky de Turdera (San Basilio y Vicente López, martes a domingo de 13 a 18), entre otros.

“Dos compañeras reciben los desechos y luego viene una camioneta que los lleva al Ecopunto para separarlos. Esto se transforma en valor agregado y en elementos como alhajeros y alcancías que lanzamos a la venta para que los trabajadores tengan sus ingresos”, detalló Rubén Bres, presidente de la cooperativa Estrella del Sur, que trabaja en la Plaza Carlos Pellegrini. Allí, unos 300 vecinos por mes dejan sus residuos.

"La separación en origen se transforma en oportunidad de progreso mientras cuidamos el medio ambiente", explicó Baloira.
La gente de a poco se va sumando y todas las semanas se acercan a dejar los residuos en cualquiera de los puntos que dispuso la Comuna en todo el Partido. A esto se suman las personas que, a bordo de bicicarros y motocarros, se encargan de la recolección diferenciada y puerta a puerta en zonas donde hay menor cantidad de habitantes.