Con Austin Butler encarnando al “Rey del Rock & Roll” y con la dirección de Baz Luhrmann, el film biográfico también se vio afectado por el Coronavirus y pospuso su arribo a las salas.
LOS FANS TENDRÁN QUE ESPERAR.
LOS FANS TENDRÁN QUE ESPERAR.

El film biográfico sobre Elvis Presley tuvo que modificar su fecha de llegada a las salas por la pandemia de Coronavirus y la nueva fecha de estreno prevista para esta esperada película será en noviembre de 2021.

En este biopic, Austin Butler se pondrá en la piel del “Rey del rock & roll”, bajo la lente del realizador Baz Luhrmann, el director de “Moulin Rouge!

El actor estadunidense compartirá cartel con Tom Hanks, quien interpretará en esta película al coronel Tom Parker, representante de Elvis y una persona crucial y muy controvertida en la carrera del músico.

Leé también:  Se vienen las “VaCASAciones”, con tres artistas de lujo para los más chiquitos

Para quedarse con ese papel, Butler tuvo como competidores a Ansel Elgort, Miles Teller y Harry Styles, que también hicieron pruebas para quedarse con el rol protagónico.

Butler viene de rodar “The Dead Don’t Die”, de Jim Jarmush, y “Había una vez en Hollywood”, la nueva película de Quentin Tarantino.

Además, Olivia DeJonge sería la actriz que interpretaría a Priscilla Presley, quien fuera la esposa del músico y madre de su única hija, Lisa Marie.

Elvis y Priscilla se conocieron teniendo ella tan solo 14 años, en 1959. Los padres de ella se opondrían a un matrimonio que finalmente se materializaría en Las Vegas, en 1967, y duraría hasta 1973.

Leé también:  Coti Sorokin presenta un show íntimo vía streaming

UN ÍDOLO DE MASAS. Elvis Presley tuvo el talento y la versatilidad, como casi ningún otro cantante, para interpretar con igual maestría el country, el rock, las baladas, el gospel, el blues y, claro, el rock & roll.

Su figura se catapultó al estrellato en tiempo récord mientras sus canciones sonaban en todas las radios y su popularidad se extendía al mundo entero, mientras que en sus actuaciones en vivo generaba la euforia de sus fans y los berridos interminables en el público femenino.