El arquero de Temperley dejó en claro que ahora lo “importante” es solucionar cuál será el futuro de los futbolistas a partir del 30 de junio, “más allá de lo que pase con los ascensos y descenso”, resaltó.
“Hay que ir todos juntos, de la mano, y bancar la situación”, dijo el capitán Celeste.
“Hay que ir todos juntos, de la mano, y bancar la situación”, dijo el capitán Celeste.

En un contexto de incertidumbre y poca claridad, el arquero de Temperley Federico Crivelli calificó como “crítica” la situación que se generó con la decisión de la AFA de dar por terminadas las distintas competencias y remarcó que, por estas esas medidas, “muchas familias se quedarán sin trabajo” después del 30 de junio. “Más allá de los descensos y ascensos, éste tema es lo más importante en este momento”, señaló el 1.

“La preocupación que tiene hoy el futbolista es porque en dos meses se quedará sin trabajo y no sabe hasta cuándo, ya que pueden ser seis o siete meses sin actividad. Y la verdad es que muchos viven al día, muchos no llegan a fin de mes”, lanzó el arquero del Gasolero en diálogo con Diario La Unión.

Leé también:  Messiniti: "Espero verlos en Primera"

Y siguiendo esa línea, amplió: “Hoy, más allá de los temas deportivos, nos tenemos que poner en el lugar del otro, entender un poco, ya que después habrá tiempo para pelear otro campeonato. Lo que hay que empezar a resolver es la tranquilidad del jugador de junio en adelante”.

A pesar de esto, y en oposición a lo que marcó José Sand, Crivelli consideró que estas decisiones que tomaron en la AFA “no son para bajar los sueldos” de los futbolistas, ya que recalcó que los clubes “también la están pasando mal” en medio de la crisis que se generó con la llegada de la pandemia del Coronavirus. Y en base a eso, aguarda a que Agremiados y los dirigentes encuentren una “solución favorable para todos”, tanto para los clubes como para los jugadores, ya que “todos estamos en el mismo juego”. “La idea es que nadie se funda”, dejó en claro.

Leé también:  Lleva 72 años como socio de Temperley y contó su historia

“Hay que ir todos juntos, de la mano, y bancar la situación. Creo que sería un acto de buena fe de todos y sería importante ponernos todos en el mismo lugar”, agregó.

Por último, Crivelli habló de la situación del plantel del Gasolero en medio de esta incertidumbre y remarcó que espera que los dirigentes estén “en la misma sintonía” que ellos  para “salir juntos” de este problema y “sin perjudicar a nadie”. “La idea del plantel es ir de frente y lograr un acuerdo pacífico”, resaltó.

“Como nosotros aceptamos el pago solidario a todos los empleados del club y estuvimos en su sintonía en los últimos meses, esperamos que ahora entiendan nuestra situación y tengan el mismo gesto cuando se terminan los contratos, ya que aún sigue la competencia. Y no es que queremos que nos mantengan los sueldos, sino seguir con este pago solidario hasta que se reactive la actividad”, concluyó.