En el tercer trimestre del 2019 la suma de concursos y quiebras de empresas y personas suman unos 1.203 casos, un 15% más que en los tres primeros trimestres de 2018.
La fábrica Ran Bat fue vaciada por sus dueños dejando a los trabajadores en la calle de un día para otro.

En la Ciudad de Buenos Aires, la Provincia y a la provincia de Córdoba, donde se concentra el 61% de las empresas registradas, según un relevamiento del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) con datos del tercer trimestre del año se desprende que siete empresas argentinas quiebran o entran en concursos de acreedores cada día.

Con los datos del CEPA se desprende que en el tercer trimestre del 2019 la suma de concursos y quiebras de empresas y personas suman unos 1.203 casos, un 15% más que en los tres primeros trimestres de 2018. Si este número se proyecta al total del país, son 11 empresas diarias que quebraron o entraron en concurso.

Leé también:  ¿Llega una solución definitiva para los 2.000 trabajadores de Cresta Roja?

Del total, un 53% (638 casos) se concentraron en la ciudad de Buenos Aires, 29% (344 casos) en la provincia de Buenos Aires, y 18% (221 casos) en Córdoba.

"El promedio de siete empresas diarias que entró en crisis recientemente representa tanto un indicador de la gravedad de la crisis económica actual, como una alerta sobre el riesgo sistémico en el futuro cercano de continuarse tensionando la cadena de pagos y el deterioro sobre la situación financiera de las empresas”, alertaron los economistas Nicolás Salerno, Ezequiel Paz, Tomas Romano y Eva Sacco, autoresl de informe.

El proceso de concurso corresponde con la solicitud judicial de una empresa para lograr una readecuación que le permita acordar con sus acreedores la cancelación de las deudas y continuar su actividad. Esta situación, en caso de no concretarse, puede derivar en una solicitud de quiebra, que es la liquidación de bienes mediante remate judicial hasta la cancelación del total de las deudas reconocidas.

Leé también:  Los trabajadores de Gotán preparan una olla popular en la puerta de la fábrica

Entre las empresas concursadas en los últimos meses, se encuentran Avian Líneas Aéreas, la marca de alfajores Grandote, Porta Hermanos (elaboradora del fernet 1882 y los aceites y vinagres Casalta) y las marcas de indumentaria Ayres y AY Not Dead. En tanto, la quiebra más resonante del año fue la de OCA, decratada en abril, tras un pedido de la AFIP.