En los últimos días, ocho establecimientos educativos del ámbito público y privado visitaron el predio, en actividades organizadas por el Municipio.
experimentan un contacto más cercano con la naturaleza.
experimentan un contacto más cercano con la naturaleza.

Las temáticas relacionadas al medioambiente son un punto de interés común entre las nuevas generaciones y, reconociendo esto, las escuelas de Lomas aprovechan la Reserva Santa Catalina para acercar a los chicos a la flora y fauna local.

Durante la última semana, decenas de alumnos visitaron el pulmón verde de la ciudad, recorriendo senderos e informándose sobre la vida de las plantas y animales que allí habitan. Hubo estudiantes de los jardines N°939 y N°910, la Secundaria N°80, las primarias N°45, N°14, N°88 y N°7, y el Colegio San Albano.

“Los chicos tienen un interés muy marcado por el cuidado del medioambiente, el reciclaje, la separación de residuos. Son generaciones con una concientización mucho más marcada que otras en relación a estos temas y, dentro de lo que se puede, intentamos motivarlos y acompañarlos. Habitualmente organizamos salidas a la Reserva para que puedan ampliar el trabajo que realizan en las aulas”, contó Laura Moro, directora de la Escuela N°14, que visitó Santa Catalina con unos 60 chicos de quinto grado.

en la reserva se realizaron obras para acondicionar sectores y senderos y mejorar la experiencia de los visitantes.

Para mejorar la experiencia de los visitantes, durante este año se llevaron a cabo una serie de remodelaciones en la Reserva que incluyeron mejoras sanitarias, en un sector de fogones y en una nueva zona de descanso con mesas y bancos construidos con material reciclado. También se renovaron los senderos y toda la cartelería que permite a los visitantes conocer las especies que pueden cruzarse en distintos sectores o el tipo de suelo o árboles que allí predominan.

Leé también:  Niños y jóvenes participan de actividades recreativas en las escuelas de los barrios

CIFRAS RÉCORD. Al finalizar este año, alrededor de 13 mil jóvenes de decenas de escuelas y establecimientos educativos de Lomas habrán pasado por el espacio verde. Esto se suma a los grupos de personas que se acercan a diario, por caso, para hacer avistaje de aves en libertad a través del Club de Observadores de Aves (COA). “Hacemos avistaje en distintos lugares como Parque Finky, el parque de la Universidad de Lanús, en otras reservas pero el principal al que acudimos es la Reserva Santa Catalina por la cantidad de aves que se ven en las distintas regiones que tiene”, explicó Adrián Grilli, coordinador del club local.