Lo anunciaría mañana al mediodía el presidente Alberto Fernández junto con Kicillof y Rodríguez Larreta. Preocupa el aumento de casos por circulación comunitaria y las reuniones sociales.
La decisión se tomó tras la reunión en Olivos.

El Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) seguirá en fase 3, sin retrocesos ni nuevas aperturas, y con mayor énfasis en la concientización ciudadana. Ésta fue la decisión que se tomó Olivos durante la reunión que tuvo el presidente Alberto Fernández con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Tras un jueves con récord absoluto tanto de muertes (153) como de contagios (6.377), la mayor preocupación es el aumento de los casos de Coronavirus por circulación comunitaria y las reuniones sociales en lugares cerrados. Frente a esto, las autoridades coincidieron en la necesidad de "no producir una mayor apertura del aislamiento" en el AMBA y "apelar a la responsabilidad individual".

Leé también:  Lomas: chequean la evolución de las personas que tienen Coronavirus

En la semana trascendió que el Gobierno porteño pretendía avanzar con nuevas aperturas, pero la situación obligó a Larreta a ceder y consensuar con Provincia de cara al anuncio que será este viernes desde el mediodía en la quinta presidencial. La fase 3 del aislamiento preventivo seguirá por dos semanas más, hasta el 16 de agosto.

El AMBA alcanzó hoy una ocupación del 64,5% de las camas de terapia intensiva. El número es clave para entender la continuidad de la fase 3 ya que, si habilitan nuevas actividades, el riesgo va a ser mayor y los casos subirán con más velocidad.

Además de hacer hincapié en la importancia de evitar un colapso del sistema sanitario, los discursos girarán en torno a la responsabilidad social. Según detectaron, muchos brotes surgen de reuniones sociales entre familiares o amigos que no cumplen con las recomendaciones sanitarias. Como es imposible tanto localizar como impedir que esos encuentros ocurran, la idea es reforzar las campañas oficiales para apelar al compromiso de las personas.

Leé también:  Cómo son los predios donde volverán a entrenar Banfield y Lanús

Ante este escenario, todo indica que el transporte público seguirá siendo exclusivo para trabajadores esenciales. Habrá que ver si el Gobierno toma la decisión de aumentar los controles para garantizar el cumplimiento de la medida.