La Justicia lo encontró culpable de homicidio culposo y el joven podría salir el próximo año en libertad. La familia de la víctima adelantó que apelará el fallo.
La familia adelantó que apelará el fallo ante la Cámara de Casación.

Un Tribunal de Lomas de Zamora condenó a Martín Pacífico (25) a cuatro años de prisión por el homicidio de Fernando Grippo (39), el chofer de la línea de colectivos 501 que murió frente a la estación de El Jagüel en 2016, luego de haber sido chocado por detrás por el BMW del joven que circulaba a más de 150 kilómetros por hora.

El acusado escuchó impávido la lectura del veredicto, que había sido adelantado la semana pasada, aunque aún restaba conocer la calificación del delito y la pena. Los jueces consideraron a Pacífico culpable de homicidio culposo y lesiones leves (contra un ciclista) y lo inhabilitaron para manejar durante ocho años.

Leé también:  Indagan al adolescente detenido por el triple crimen de Melchor Romero

Como se encuentra cumpliendo pena de prisión, Pacífico estaría en condiciones de pedir la libertad el año próximo. Los familiares y amigos salieron con bronca y disconformidad luego de la lectura del fallo.

“Nos destrozó la vida, y va a salir a la calle muy pronto. No se arrepiente, incluso se reía durante el juicio”, lamentó, la viuda, Pamela Grippo, la viuda, que estalló en lágrimas.

La discrepancia reside en que el tribunal no estimó que Pacífico haya cometido homicidio simple con dolo eventual, por circular violando los límites de velocidad en una zona poblada. De haber sido así, la pena podía haber sido más elevada.

Leé también:  Hallan a un hombre ahorcado en su casa y sospechan que el asesino conocía a la víctima

El abogado representante de la querella, Marcos Pulicino, señaló que no se respetó la cadena de custodia del dosaje alcohólico y de drogas y que las pericias oficiales no habían sido satisfactorias. Por eso adelantó que apelará la sentencia a Casación.