El Gasolero, que estaba obligado a ganar, perdió por 2-1 ante Almagro de visitante y, una fecha antes del final, se quedó sin chances numéricas de pelear por el segundo a la Superliga.
El Gasolero fue superado por Almagro y dejó escapar su última chance.
El Gasolero fue superado por Almagro y dejó escapar su última chance.

Lejos de los objetivos planteados en el inicio de la temporada, Temperley llegó a las últimas dos fechas sin grandes posibilidades de clasificar al Reducido y su objetivo, por ende, era concreto: ganar ambos partidos y esperar una manito del resto. Sin embargo, falló en su primer examen y se quedó sin chances de pelear por un lugar en la Superliga.

El Gasolero cayó por 2-1 ante Almagro, en Villa Raffo, en un encuentro en el que no podía fallar y se quedó sin posibilidades numéricas de terminar dentro de ocho equipos que pelearán por el segundo ascenso, ya que el noveno le sacó cuatro unidades y sólo quedan tres puntos por jugarse.

Leé también:  Práctica con ausencias en el Gasolero

El Celeste no aceleró cuando debía hacerlo, tampoco aprovechó las chances que se le abrieron en el camino del torneo y por eso, a una fecha del final, se terminó ilusión, con un rendimiento que decayó bastante en las últimas jornadas, producto de tres derrotas en fila y lejos de los primeros lugares.

Almagro, con una sólida actuación, le propinó el golpe final a un deslucido Temperley que, después del primer gol a los 20 minutos del complemento, perdió la brújula y exhibió varios problemas en el aspecto defensivo.

Hasta ese festejo del “Burrito” Martínez, que aprovechó una mala salida de Campodónico y definió bárbaro para el 1-0, el partido había sido parejo, con dos equipos que tuvieron sus situaciones de peligro. En ese contexto, la de Cele, con un remate de Mancinelli en el travesaño, fue la más clara.

Leé también:  Temperley cayó en dos amistosos contra Independiente

Esa sintonía continuó en el complemento. El 1 de Temperley se exigió dos veces para mantener su valla en cero, primero ante Susvielles y luego ante Arce, y el 1 de Almagro hizo lo propio ante un cabezazo de Magnín.

Sin embargo, a los 20, cambió el partido. El gol de dio tranquilidad al local, que manejó los hilos y, tras una buena jugada, estiró la diferencia a los 35 minutos por intermedio de Denis para liquidar la historia. El descuento de Guevgueozian, a los 45, apenas sirvió para decorar una dura derrota.