El Municipio ya instaló nuevas luminarias en más de 100 instituciones de toda la ciudad y proyecta llegar al resto en los próximos meses. Los artefactos de última generación tienen una mayor vida útil, son más potentes y consumen menos energía.
EL CLUB LA PANDILLA DE FIORITO FUE UNO DE LOS QUE YA SE BENEFICIÓ CON el PROGRAMA DE RECONVERSIÓN LUMÍNICA para los clubes DE BARRIO.
EL CLUB LA PANDILLA DE FIORITO FUE UNO DE LOS QUE YA SE BENEFICIÓ CON el PROGRAMA DE RECONVERSIÓN LUMÍNICA para los clubes DE BARRIO.

Por el aumento de las tarifas, los clubes de barrio de Lomas vieron cómo sus gastos se dispararon por las nubes, incluso poniendo en riesgo su continuidad en muchos casos. La solución que implementó el Municipio para ayudarlos es instalarles luces LED en las canchas con el fin de reducir el consumo de energía. La iniciativa ya muestra sus primeros resultados: en algunas instituciones el ahorro trepa a un 60% en las boletas de luz.

El Programa de Reconversión Lumínica ya alcanzó a más de 100 entidades deportivas desde que se puso en marcha en 2017 y en los próximos meses está proyectado que llegue a otros 50, según datos oficiales.

Algunas de las entidades beneficiadas por la iniciativa fueron el Club Social y Deportivo Laprida (Lomas Oeste), 9 de Julio (San José Oeste), La Pandilla (Fiorito), Defensores Unidos (Temperley), 11 de Septiembre (Santa Marta), El Ciclón (Parque Barón), entre otros.

El cambio en el consumo de energía es notable. En el Club 11 de Agosto de Lomas Oeste hoy pagan entre $2.000 y $2.500 por mes a Edesur cuando anteriormente les llegaban facturas por $5.000. Y en el Juventud Unida de Llavallol sucede algo parecido: hoy pagan entre $10 mil y $11 mil, una parte gracias a las luces LED y otra por estar inscriptos en la Tarifa Social. Si no, según estimaciones propias, estarían pagando “arriba de los $25 mil o $30 mil” por período facturado.

Leé también:  San José: avanzan los arreglos de calles y la colocación de luces LED

“Éste es el Programa de Reconversión Lumínica más grande de la historia de Lomas. Ya colocamos más de 30 mil nuevas luces en todos los barrios, no sólo para mejorar la seguridad en las calles, los ingresos a las escuelas y unidades sanitarias, sino para mejorar la iluminación y al mismo tiempo ahorrar energía”, apuntó el intendente, Martín Insaurralde.

Las luces LED tienen varias ventajas en comparación con las luminarias de sodio o incandescentes: consumen hasta 50% menos de energía y tienen una durabilidad de 50 mil horas frente a las 10 mil que poseen los antiguos artefactos.

Iris Pardal, presidenta del Club Juventud Unida de Llavallol, da cuenta de esto. “Las nuevas luces a nosotros nos permitieron bajar el consumo a menos de la mitad. Tenemos dos medidores y el cambio es notorio”, comentó

Francisco Gómez, delegado del Club Parque del Rey, opinó en el mismo sentido. “En nuestro caso el servicio está municipalizado y compartimos la energía con la Sociedad de Fomento, pero la verdad que la baja del consumo se nota”, contó “Chony”, como lo conocen en el barrio.

Leé también:  Lomas: ayudan a más clubes de barrio con la colocación de luces LED

Juan Álvarez, presidente de la Liga Adij, comentó que el cambio “ha sido muy positivo para los clubes” y se nota: “Los clubes se preocupan ahora por conseguir la Tarifa Social y gastar menos”.

Éste es el programa de reconversión lumínica más grande de la historia de Lomas de Zamora. Ya colocamos más de 30 mil nuevas luces en todos los barrios, no sólo para mejorar la seguridad en las calles, los ingresos a los jardines, las escuelas o las unidades sanitarias, sino para mejorar la iluminación y ahorrar energía.”

Martín Insaurralde
Intendente de Lomas de Zamora

El problema radica en que muchos no cuentan con la documentación necesaria ni logran cumplir con los requisitos básicos para acceder a los subsidios y las tarifas diferenciadas que ofrece el Gobierno.

“Sobre eso se debe seguir trabajando y apoyar a los clubes para que puedan sostener su economía. Vos imaginate que te llega una factura de $11 mil y cobrás una cuota de $80 al mes, ¿cómo hacés para que te den las cuentas y sostener las actividades?”, se preguntó Pardal, que forma parte de la Federación de Clubes y entidades Afines del Sur (Feceas), un espacio dedicado a la creación de lazos de cooperación para las instituciones de barrio.

Leé también:  Por la crisis, cerró el Club Juventus de Monte Grande

En efecto, este colectivo impulsa la simplificación de los trámites administrativos para las instituciones que se ven imposibilitadas de hacerlos, y opera como un ente solidario para gestionar personerías jurídicas o abordar un trámite de certificación en escribanía. “El tarifazo nos golpeó y no podemos trasladar los aumentos a la cuota porque perdemos socios. La situación es insostenible y por eso nos ayudarnos”, señalaron.

Buscan más herramientas para proteger a los clubes de barrio

Un proyecto impulsado por el bloque de Unidad Ciudadana aguarda ser tratado en la Legislatura bonaerense para crear herramientas que permitan proteger a los clubes en el difícil contexto que viven.

La norma establece la creación de un Fondo de Asistencia a Clubes de Barrio, cuyo objeto será el otorgamiento de subsidios a aquellas entidades adheridas a la ley.

El proyecto fue aprobado en Diputados y perdió estado parlamentario al no ser tratado en el Senado. Busca beneficiar a estas entidades con reducciones de hasta 60% en las tarifas de agua, luz y gas; brindarles asesoramiento legal, contable y administrativo; acceso a beneficios especiales con el Banco de la Provincia de Buenos Aires y ARBA.