Por Aníbal "El dron" Manzi

Los precios en las pescaderías aumentaron considerablemente (los vendedores estiman entre un 30% y un 40%), lo que pudo haber sido un factor clave para que bajen las ventas en Semana Santa.

El filet de merluza es lo que más se vende.

Desde la Pescadería Tiburón Negro, con 46 años de historia en la esquina de Balcarce y Alsina, Lomas Este, Claudio remarcó: “Hay menos público que otros años, pero parejo. No ayudó el precio del pescado hubo un aumento considerable del 40%. A esto se le suma la falta de pescado porque no hay lo que uno pide. Pero se vende más que en otra época del año, así que hay que trabajar”.

Leé también:  Por la crisis, la producción de calzado bajó 11,4% en un año

En Doña Leonor, por la tarde, había cola para comprar. "Generalmente esperan casi al último día y por eso estamos colapsados de gente. El viernes trabajaremos hasta la 13 y el sábado, también", detalla Daniel, al frente del comercio de Carlos Pellegrini 118, un clásico de Lomas.

Desde Balcarce y Alsina apuntaron al aumento de precios.

"Los precios de la mercadería premium, que es la que vendemos nosotros, aumentaron bastante. Las ventas, con los precios altos, bajaron. También influyó que mucha gente se fue a la Costa", resume Daniel el panorama.

Mientras un gran número de vecinos esperan para hacer las compras, Daniel agradece: "Lo que más sale es merluza, salmón rosado, frutos de mar. Después, un variado de mejillones, calamares, almejas y berberechos y la comida que tenemos elaborada a base de pescados y mariscos”, detalla y tira un dato: "El menú se mantiene,pero se están tirando más al salmón, a la plancha, al horno o hervido para empanadas".

Un cliente explica: "Tienen buenos precios, buena calidad y te lo limpian ellos. Vine a buscar frutos de mar. Hace 10 o 12 años que compro acá, y desde que aprendí a cocinar hago más pescado".

Leé también:  La Feria del Libro cierra con caída en las ventas
En Doña Leonor, la gente hace cola.

El descenso de público también fue señalado por la Pescadería Modelo, ubicada en Laprida al 500. “Hay menos público en relación a otros años. Creo que está relacionado con el feriado largo por el lunes 2 de abril, la gente prefirió hacer turismo a quedarse acá”, aseguró Daniel, y señaló que hubo un aumento promedio del 30%, sobre todo en el filet, que es lo que más se vende en estas fechas.

TESTIMONIOS DE COMERCIANTES Y CLIENTES: