El Frente de Todos necesitará acuerdos con otras fuerzas para llegar al quórum en la Cámara baja y se aseguró el quórum propio en la Cámara alta, aunque aún habrá que ver cómo se acomodarán los legisladores que hoy se identifican como kirchneristas o peronistas ortodoxos.

En diciembre arranca un nuevo escenario en el Poder Legislativo. Con la elección del domingo, el Frente de Todos quedaría con 114 diputados propios y con 123 como interbloque con aliados, en una paridad de fuerzas con Juntos por el cambio, que se aseguraría 119 y sería la principal bancada opositora. Por lo que necesitará de acuerdos con otras fuerzas para lograr el quórum y la mayoría simple para las votaciones. Consenso Federal quedaría con 7 legisladores y la izquierda, con dos.

el Frente de Todos quedaría con 114 diputados propios y con 123 como interbloque con aliados.
el Frente de Todos quedaría con 114 diputados propios y con 123 como interbloque con aliados.

La segunda fuerza, con unos diez diputados más que en la actualidad, sería Cambiemos, que aumentaría su número a aproximadamente 119 bancas, pero que deberá trabajar para mantener la unión entre sus diferentes espacios, el PRO, la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica (CC). Dentro de Cambiemos solo se equilibraría la relación de fuerzas de sus integrantes: el PRO que hoy tiene 55 escaños bajaría a 51 y el radicalismo pasaría de 39 a 47. La Coalición Cívica quedaría con 15 y los otros seis serían monobloques, como el Frente Cívico cordobés.

Leé también:  Este miércoles juran los 130 diputados electos

Con el nuevo escenario, desde diciembre el bloque oficialista aglutinará a diputados del Frente para la Victoria, del Frente Renovador, del PJ, de Red Argentina, del Movimiento Evita, de Somos, de los peronismos de San Luis y Catamarca, y de un par de líberos justicialistas, bancadas que hoy actúan con identidad propia. Exponentes del Frente para la Victoria y de Unidad Ciudadana, incluyendo a los camporistas, serían mayoría con unos 65 representantes; en tanto que el peronismo sumaría unos 35; el massismo unos 8 y aliados como Victoria Donda, Pino Solanas o Facundo Moyano, completarían el interbloque.

Otra bancada a la que el Frente de Todos mirará para conseguir aliados es la de Consenso Federal, que aún no está determinado si conformará un bloque parlamentario, terminada la etapa electoral.

Leé también:  En un Congreso repleto, juraron los 130 diputados electos en octubre

El peronismo se aseguró el quórum propio en la Cámara de Senadores, aunque aún habrá que ver cómo se acomodarán los legisladores que hoy se identifican como kirchneristas o peronistas ortodoxos. En principio, el justicialismo llega a los 37 escaños, uno más que el quórum, si se agrupan en un solo bloque a todos los que militaron por el Frente de Todos durante estas elecciones.

Juntos por el Cambio, de seguir como tal, se aseguró la primera minoría y sumará 30 senadores desde diciembre, cinco legisladores más que hasta ahora.