Los plásticos se repartirán a titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que tengan niños menores de 6 años, embarazadas y personas que cobren la asignación por discapacidad.
La tarjeta la entregará el Banco a través de Correo Argentino. No habrá intermediarios.

A partir del viernes 27 de enero comenzarán a repartirse en Lomas de Zamora más de 25 mil tarjetas alimentarias a titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que tengan niños menores de 6 años, embarazadas desde los tres meses de gestación y personas con discapacidad que reciban la asignación sin límite de edad.

Los beneficiarios no tendrán que hacer ningún trámite sino que recibirán un SMS en su celular, un correo electrónico desde la ANSES o directamente serán contactados desde el Banco. La credencial llegará a cada domicilio a través del Correo Argentino.

La tarjeta servirá única y exclusivamente para comprar alimentos, no bebidas alcohólicas. Podrá utilizarse en supermercados, autoservicios y almacenes barriales vía Posnet y no estará habilitada para retirar dinero en los cajeros automáticos.

Todos los terceros viernes de cada mes cada tarjeta tendrá un monto de $4000, para las familias que tengan un solo hijo, o de $6000, para los que tengan dos o más.

Leé también:  Por un fuerte choque en Colombres y Frías, un coche quedó destruido por completo

Serán alrededor de $150 millones que todos los meses se volcarán a la economía local.

¿Cómo se definirá quiénes recibirán la tarjeta? El ministro de Desarrollo de la Nación, Daniel Arroyo, durante su visita al Municipio el último miércoles, explicó que las entregas se resolverán “cruzando distintos datos de la base de datos del Anses”.

Por lo tanto será importante que los vecinos tengan la información actualizada en la Anses. Según pudo averiguar La Unión, el programa alcanzará en principio a unos 34 mil chicos.

“La tarjeta la entrega el Banco público (Nación), no hay ningún tipo de intermediación, nadie tiene que anotar a nadie, esto sale del cruce de las bases de datos”, insistió Arroyo.

Una vez que reciben la tarjeta los beneficiarios pueden comprar los alimentos que quieren y cómo quieren. Habrá un límite diario y semanal para la compra de productos el cual estará fijado de acuerdo al tamaño del grupo familiar.

La tarjeta alimentaria es intransferible, por lo tanto no la podrá utilizar otra persona.

Leé también:  Suman cuatro los contagiados en el geriátrico Las Martinas de Temperley

A partir de marzo, según lo adelantó el ministro, funcionará una app de celular para que la tarjeta pueda usarse en ferias o para comprarle a productores locales.

UNA INICIATIVA QUE APUNTA A LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE.

El plan tiene como objetivo que todas las familias coman, pero a su vez que mejoren la calidad nutricional de los alimentos que compran. La intención, principalmente, es fomentar el consumo de frutas, verduras, carnes y lácteos.

Por eso, al momento que reciban la tarjeta, los beneficiarios tendrán el acompañamiento de nutricionistas que les recomendarán una dieta adecuada.

El Consejo local de Argentina contra el Hambre impulsará talleres de cocina nutritiva y saludable con el apoyo de profesionales del Municipio y de entidades locales como la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y las cátedras de soberanía alimentaria.

Además, habrá un seguimiento a cada una de las familias beneficiarias para ayudarlas a mejorar sus hábitos alimentarios y talleres con las referentes de los comedores barriales y merenderos para fortalecer la red de nodos de seguridad alimentaria en la ciudad.

"