Se trata de Tecnosports Latinoamérica, una de las firmas proveedoras de Nike en Argentina. Solo en la industria del calzado la crisis se cobró 9000 empleos, según datos del Ministerio de Producción y Trabajo.
Los trabajadores se agolparon contra los portones de la fábrica.

La empresa de calzados deportivos Tecnosport cerró las puertas de su fábrica ubicada en el partido de Luján y despidió a 120 empleados, producto de la fuerte caída de la demanda por la crisis económica y la imposibilidad de competir con los productos importados.

La firma desde 2009 era una de las 21 compañías que producían en el Parque Industrial de Villa Flandria, a orillas del Río Luján, en la localidad de Jauregui, 80 kilómetros al oeste de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Leé también:  Por la crisis, una fábrica de alfajores despidió al 80% de sus empleados

Tecnosport producía calzados para la marca internacional Nike y otras firmas reconocidas, pero fue perdiendo clientes a medida que la crisis avanzó con un derrumbe del consumo cercano al 15% en cantidades en las ventas minoristas, y un 50% de inflación.

Los trabajadores llegaron ayer hasta el portón principal de la planta para ingresar a trabajar y se encontraron con todas las puertas de la fábrica cerradas. Una carta les informaba que la firma había decidido "finalizar la actividad productiva en Argentina".

La empresa venía en crisis desde el año pasado dado que en 2018 ya había impulsado un plan de retiros voluntarios que sacó a 200 operarios de la planta y sólo quedaban 120.

Leé también:  Clarín se suma a la ola de despidos

"Debido a los constantes cambios económicos, los aumentos excesivos de los servicios y la devaluación de la moneda, se no hace muy difícil ser competitivos", expresó Caio César Lima Rodríguez, gerente general de Tecnosport, en el texto dirigido a los trabajadores.

"Así como en 2009 iniciamos nuestras actividades con mucha seriedad, de una forma correcta y honesta con los mismos principios queremos hacer nuestro cierre", agregó.

La crisis de la industria del calzado ya se cobró 9000 empleos, de acuerdo al relevamiento realizado por el Ministerio de Producción y Trabajo. Al igual que el sector textil, el rubro sufre una caída dramática de las ventas que se combina con un incremento exorbitante de los costos, y la competencia directa de productos importados.