La familia de la docente de Lomas que murió de cáncer inició un juicio que se está dilatando.
Gabriela tenía 46 años y una larga trayectoria como docente.
Gabriela tenía 46 años y una larga trayectoria como docente.

La familia de Gabriela Ciuffarella, la docente de Lomas que murió de cáncer luego de que IOMA le negara la medicación, denunció que la obra social todavía no entregó los antecedentes clínicos a la Justicia a pesar de que fueron intimados por la fiscalía.

"A nuestro abogado le dijeron que IOMA no entrega la historia clínica de Gabriela con los detalles de su enfermedad en una clara actitud de desobediencia. Como estamos en juicio, la sospecha es que están tratando de desvirtuar u ocultar elementos probatorios", contó su hermano Luis Ciuffarella, quien agregó que "la próxima semana vamos a reiterar el reclamo".

Leé también:  Absuelven a Boudou en la causa por irregularidades en la compra de autos

Gabriela tenía 46 años y hacía 23 que era docente. En mayo de 2017 le diagnosticaron mieloma múltiple, un tipo de cáncer de la médula ósea. A fines de diciembre, su médico le recetó Carfilzomib, entre otras drogas, pero IOMA le negó la medicación para su tratamiento por más de dos meses.

Ciuffarella había estado en la Clínica Espora de Adrogué, donde ingresó con pérdida de conocimiento debido a la complicación de su cuadro. Luego pasó al Hospital Santojanni, con una neumonía causada por el cáncer que tuvo metástasis en el pulmón.

IOMA autorizó el trámite dos meses más tarde, a fines de febrero, luego de las protestas realizadas en Lomas y en La Plata. En ese momento, su salud se deterioró y la docente falleció tres días después. "A IOMA no le importa la gente que se muere o necesita asistencia. En este tiempo nos enteramos de otros casos similares al de Gabriela donde también hubo desidia y abandono", remarcó Luis.