Luego de presentar el pedido de juicio político al ministro de Justicia, Germán Garavano, la líder de la Coalición Cívica desafió al Presidente y volvió a tensar la cuerda hacia adentro de la alianza gobernante.
Carrió volvió a insistir con que no va a romper con Cambiemos.

Después de haber presentado el pedido de juicio político contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, volvió a tensar la cuerda aún más hacia adentro de Cambiemos y desafió al presidente Mauricio Macri a que la expulse de la alianza gobernante si no está de acuerdo con su posicionamiento político.

“Si se cansa me puede echar, no tengo problemas en irme, pero voy a seguir peleando por la verdad y la justicia”, disparó ‘Lilita’, quien después de varios días de amenazas concretó su denuncia contra Garavano. “Yo confío en que el Presidente va a recapacitar”, soltó y dejó en claro que esto no representa “una ruptura” con Cambiemos.

En una entrevista con La Nación +, la diputada nacional señaló: “La pelota no está nuestro lado, está del lado de Macri y no está sujeta a negociación”. Desde el Gobierno, sin embargo, ya adelantaron que cuanto antes buscarán dejar el tema de lado y que no permitirán que el fuego amigo se transforme en una guerra interna.

Según Carrió, Garavano "estuvo interfiriendo en la Justicia en el encubrimiento en la AMIA” y les dio protección política a los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia al no haber impulsado desde el Ministerio de Justicia su imputación en el marco de la causa.

Por cuestiones como esas, ‘Lilita’ subrayó que “muchos dirigentes importantes, queribles, adorables, nos sentimos usados" en Cambiemos. Pero fiel a su estilo de criticar y luego ensalzar a los depositarios de sus dardos, aseguró que Mauricio Macri es “el mejor candidato” de Cambiemos para las presidenciales 2019.