“El precio de la carne tiene que ver con la coyuntura”, afirmó la diputada Elisa Carrió ante la creciente inflación en los precios. “Pero compren cerdo, que está riquísimo, yo no compro nada que aumente como loco”, aclaró.