El delantero del Taladro habló sobre la victoria ante Lanús y la inyección anímica que significó para el plantel. Además, se refirió al cruce con Vélez de la próxima fecha.
"De local no se están dando tanto los resultados como de visitante"
"De local no se están dando tanto los resultados como de visitante"

A Banfield no le tocó atravesar un gran inicio de Superliga. Por el contrario, se complicó con los promedios y hoy mira con mucha atención la tabla del descenso.

Tras la victoria ante Lanús y con el oxigeno que ganó en Guidi y Cabrero, el plantel entrenó con más calma y Julián Carranza se mostró feliz.

“En lo personal, el clásico fue algo lindo, un desahogo grande, un alivio también porque pude hacer un gol. Ganar en su cancha no es fácil, nos enfrentamos a un rival duro, lo supimos manejar y llevarlos a nuestro juego. Pudimos tener una semana tranquilos como grupo para relajarnos un poco. Ahora tenemos que buscar los tres puntos contra Vélez”, indicó el delantero del Taladro en conferencia de prensa.

Leé también:  Cvitanich: "No descarto terminar mi carrera acá"

El elenco de Falcioni pudo sumar una victoria clave pero además recibió un espaldarazo anímico para enfrentar las últimas tres jornadas del año con la ilusión de terminar lo más arriba posible en la tabla.

En este sentido, dos de esas fechas las jugará de local, condición en la que lleva mucho tiempo sin sumar de a tres. “De local no se están dando tanto los resultados como de visitante. Estamos con la misma idea pero tal vez tenemos la obligación de salir a buscar más el partido y a veces no nos sienta tan cómodo. De visitante esperamos un poco más a los rivales y quizás eso ayuda, jugando de contra. La realidad es que se habla muy poco del tema de jugar de local dentro del vestuario, no hay inconvenientes aunque sabemos que es algo a resolver”, agregó el juvenil de 19 años.

Leé también:  Carranza: "Nos vemos a la vuelta"

En el horizonte aparece Vélez, un equipo muy elogiado por la propuesta de su DT Gabriel Heinze. Sobre el Fortín, Carranza comentó: “Creo que se puede dar un partido como el de Lanús. Quizás esperar su salida, cerrando espacios, que no se sientan cómodos. Que tengan que llegar al ataque con pelotazos. Trataremos de llevarlo a ese partido y jugar más de contra ataque”.

Con una enorme proyección por delantero, el de Oncativo ya tiene futuro asegurado en el Inter de Miami, en la MLS. Sin embargo, todavía no quiere pensar en eso. “Mi cabeza la tengo acá y sigo enfocado en lo que estoy haciendo en el club. No pensé en otro momento en Estados Unidos, ni en lo que voy a hacer después de enero. Quiero dejar una buena imagen mía en los últimos partidos que me quedan en el club”, concluyó.