A pesar de que se creía que no llegaría a estar para el primer partido del año, el próximo domingo ante la Roma, Carlos Tevez solucionó sus problemas personales y se presentó en el entrenamiento de la Juventus.

11a

Según trascendió, el Apache se demoró por la urgente internación de su esposa Vanessa, que lleva un embarazo de siete meses.