Por tercera vez, las autoridades se ausentaron a la reunión en la sede del Ministerio del Trabajo de Banfield. Son 97 familias que desde hace dos meses no cobran el sueldo.
Se manifestaron anoche en las puertas del Ministerio de Trabajo, en Banfield.
Se manifestaron anoche en las puertas del Ministerio de Trabajo, en Banfield.

Los trabajadores de la empresa Canale tiene cada vez más incertidumbre. Es que por tercera vez, la empresa, que les debe dos meses de sueldo, no se presentó a la reunión pactada en la sede del Ministerio de Trabajo en Banfield. "La estamos pasando mal, somos muchas familias que vivimos de esto", señalan los empleados.

"Seguimos con dos meses de atrasos salariales, hubo cartas documentos de la ART que nos darían de baja. Insistiremos, los volvimos a convocar para el miércoles próximo", contó Nicolás Macchi, uno de los 97 empleados que resiste por estos días en la puerta de la fábrica de galletitas ubicada en Santa Catalina 184, Llavallol.

"Hacemos choriceadas, colectas con lo que nos puedan ayudar. Somos muchas familias que vivimos de esto y la estamos pasando mal", alertó.

Este miércoles, tras la reunión fallida en el Ministerio, los trabajadores movilizaron al Concejo Deliberante de Lomas, donde lo ediles aprobaron un proyecto de comunicación para elevar a Provincia y Nación donde se visibiliza la situación.

También obtuvieron el apoyo del personal de la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio, que relevaron la situación de los empleados para articular ayuda y alimentos.

En tanto, desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) propusieron una reunión con la empresa por fuera del Ministerio para lunes o martes.

UNA LUCHA CONSTANTE. Los trabajadores de Canale ya habían atravesado otro conflicto en abril de 2017, hasta que salieron adelante. “Venimos trabajando muy bien, con un gran volumen de trabajo hasta abril de este año donde comenzaron con el incumplimiento de los pagos”, contó Nicolás.