El flamante refuerzo del Xeneize, Jorman Campuzano, se refirió así al club de la Ribera a minutos de llegar al país para sumarse al plantel que conduce Gustavo Alfaro.
"El Mundo Boca es huevo e inteligencia", sostuvo Campuzano.
"El Mundo Boca es huevo e inteligencia", sostuvo Campuzano.

Jorman Campuzano se sumó hoy a la concentración de Boca como flamante refuerzo y se mostró feliz por la posibilidad de jugar “en el club más grande de Argentina”, según sus propias palabras.

El colombiano, de 22 años, no dudó en calificar esta transferencia como "el paso más importante" de su carrera, tras iniciarse en Deportivo Pereira y jugar el año pasado en Atlético Nacional. "Creo que es la mejor decisión que pude haber tomado", dijo al pisar el Aeropuerto Internacional de Ezeiza quien además era pretendido por el Santos de Brasil que dirige Jorge Sampaoli.

Leé también:  Boca no pudo con Newell's y puede perder la punta

Campuzano se trazó "el objetivo de ser campeón de la Copa Libertadores" con el Xeneize, del que obtuvo referencias a través de su compatriota Mauricio Serna, una emblema de la etapa más ganadora de Boca. "Con Chicho hablé de la historia que hizo aquí. El Mundo Boca es huevo e inteligencia. Quiero seguir esa trayectoria", anheló el futbolista cafetero, que el año pasado hizo su debut en el seleccionado de su país durante un amistoso con Venezuela.

En el equipo nacional jugó por primera vez junto a Wilmar Barrios, a quien ahora tendrá de compañero en Boca. "Tuve la posibilidad de compartir y aprender de él en la Selección. Sería lindo jugar a su lado", dijo.

Leé también:  River-Boca, los primeros 90 minutos de una semifinal que paraliza el país

Consultado por sus características, Campuzano describió: "Quito muchas pelotas y las entrego bien; anticipo al rival y me entrego al cien por ciento, que es lo más importante".
El colombiano se incorporó hoy mismo al plantel de Boca en Cardales pero no participará de los entrenamientos hasta que se firme su contrato por cuatro temporadas.