Carla Soggiu recibió el dispositivo después de que su ex pareja la golpeara y abusara de ella.
Desde el martes su familia no conoce el paradero de Carla Soggiu.

Una mujer de 28 años era intensamente buscada este viernes por la mañana en la zona sur del Gran Buenos Aires después de haber desaparecido el martes pasado tras salir de su lugar de trabajo.

Se trata de Carla Soggiu, quien tenía un botón antipánico desde fines del año pasado después de haber denunciado a su ex pareja y padre de sus dos hijos por agresiones y violación; el hombre tiene una restricción de acercamiento.

El botón antipánico de Soggiu se activó dos veces en lugares distintos el martes en la noche y luego no volvió a emitir señal alguna, por lo que la familia pidió colaboración a la sociedad para hallar a la mujer.

Leé también:  Otorgaron la prisión domiciliaria a la joven que mató en legítima defensa

“No descarto nada, todo puede ser. Sino mi hija estaría acá”, dijo esta mañana el padre de la mujer desaparecida y aclaró que podría estar desorientada si es que recibió un golpe en la cabeza porque padece hidrocefalia.

Familiares, vecinos y amigos marcharon convocados por la familia de Carla Soggiu, desde la Plaza Traful, frente a la Iglesia, para pedir por su aparición con vida.

“Pasan los días, mis nietos preguntan por la madre. Anoche me preguntaron: ¿Por qué no vuelve mi mamá? Esto es horrible, quiero que aparezca mi hija”, dijo el padre de la mujer entre lágrimas en la puerta de su casa.

El padre de la mujer desaparecida contó que su hija padece hidrocefalia, pero desde que meses atrás fue operada “estaba bien” y “no había vuelto a tener problemas”, por lo que aclaró que “jamás se perdió, sólo tenía mareos y perdía el equilibrio por ese problema que fue solucionado por la operación”.

Leé también:  El Gobierno porteño dio marcha atrás con el cierre de las escuelas nocturnas

La última vez que la vieron a la mujer estaba a pocas cuadras de su casa en el barrio porteño de Pompeya y, cerca de las seis de la tarde, llamó a su mamá.

Luego de eso no volvió a contactarse con nadie y tampoco respondió más su teléfono celular. Así, después de varias horas de intentar hablar con ella pero sin éxito, la familia denunció su desaparición a la Policía de la Ciudad.

Al ingresar sus datos fue cuando advirtieron la denuncia previa que la mujer había presentado en contra su ex, así como también la activación del dispositivo de seguridad.

La primera vez fue a las 20:07; se comunicaron con ella y Carla manifestó “que estaba desorientada”, según fuentes policiales.

Leé también:  Desde hoy multan a los autos que ingresen a la zona peatonal de Tribunales

A las 21:14, sin embargo, volvió a pulsar el botón. En esa oportunidad dijo que estaba en un auto del cual no pudo aportar datos, circulando por “una calle de tierra con abundante barro”.

El Juzgado Civil N° 9 de la Ciudad de Buenos Aires le había otorgado el botón a Soggiu luego de denunciar que su expareja la mantuvo cautiva durante algunos días en su casa, donde -dijo la víctima- fue violada y golpeada.