En Quilmes, el Tricolor igualó 0 a 0 con el local y permanece cómodo en el Reducido. De yapa, el Milrayitas se sostuvo fuera del descenso.
El partido estuvo plagado de imprecisiones.
El partido estuvo plagado de imprecisiones.

En el Centenario, Quilmes no pudo sacar ventaja del hombre de más que tuvo desde el inicio del partido y Brown se trajo un punto para Adrogué que, dadas las circunstancias, le permitió al menos sumar y seguir cómodo en el Reducido. En Lomas, el Milrayitas lo festejó.

Al minuto, Bogino terminó en el piso sangrando y, a los ocho, vio la roja Ortíz (con polémica). Estas dos situaciones fueron un anticipo de lo que sería el encuentro: para el olvido.

Leé también:  Vico sobre la designación de Bocca: "Juro que no le voy a hablar"

Faltas, choques, interrupciones y la pelota constantemente volando por los aires. El partido era importante para ambos (algo más para el local) y por eso era previsible que haya pocos espacios para jugar. Aunque la roja inmediata le quitó más claridad a Brown que, habitualmente, es un equipo que propone. Y Quilmes fue un manojo de nervios.

Apenas un par de centros de pelota parada y algún disparo de media distancia, pero no pasó más. Lo mejor fue un remate de Noble tras un error de Boggino en un rechazo y un cabezazo de Faccioli que se fue ancho.

En el complemento, el Cervecero demoró unos minutos para ponerse en juego y tocó el área Tricolor pero sólo de a ratos.

Leé también:  Brown no la pasó bien con Sarmiento y sufrió una dura derrota

A los 16, Ríos le sacó un disparo a quemarropa a Bellone y, tras el córner que generó esa jugada, el uno de Brown le volvió a atajar un cabezazo al ocho de Quilmes pero esta vez la pelota entró y el gol no fue convalidado.

Brown, parado de contra, no encontró grandes oportunidades más allá de una pelota que no pudo enganchar Stegman. Olivares, de buen primer tiempo, perdió opciones y ya no pesó en el partido.

Fue una lucha entre Quilmes y su propia impericia. El empate, en el contexto, le sirvió más a Brown aunque, claro está, el que más festejó esta fecha de la B Nacional fue Los Andes, hoy salvándose del descenso.