Con goles de Benegas y Campana, el Tricolor venció por 2-1 a Nueva Chicago por la última fecha de la B Nacional y, gracias a la derrota de este domingo a la noche de Mitre, se clasificó para pelear por el segundo ascenso.
Campana anotó el 1-0 para el Tricolor.
Benegas anotó el 1-0 para el Tricolor.

Luego de dos caídas en fila, Brown de Adrogué  revirtió su imagen con un gran triunfo por 2 a 1 ante Nueva Chicago por la última fecha de la B Nacional y tuvo su gran premio: boleto directo al Reducido. Es que con la derrota de Mitre ante Almagro, finalizó noveno y peleará por el segundo ascenso a la Superliga.

En el campo de juego, y sostenido por un sólido trabajo en la línea de mediocampistas, especialmente por las buenas intervenciones de Olivares y Stegman, el Tricolor hizo su trabajo: ganó. Y con eso alimentó el sueño hasta el final, algo que se concretó este domingo a la noche con la caída por 4 a 2 de los santiagueños.

Leé también:  En su estreno oficial, Brown repartió puntos en el Lorenzo Arandilla

Ya desde el inicio del primer tiempo se notó la ambición del equipo de Vico, que sorprendió al elenco de Perazzo y le ganó la contienda en la mitad de la cancha. Con eso, impuso condiciones ante un rival impreciso, sin muchas ideas y que dependió mucho de lo que hiciera González (salió lesionado en el cierre de la etapa inicial).

Brown y Chicago disputaron un partido intenso en Adrogué.
Brown y Chicago disputaron un partido intenso en Adrogué.

A Brown, sin embargo, le costó mucho romper el cero. En el primer tiempo, más allá del dominio territorial, le faltó fineza en los últimos metros. Y por eso el gol llegó recién a los 16 minutos del complemento: centro rasante desde la derecha, mal rechazo de Silva y Benegas, con oportunismo de goleador, aprovechó el error y puso el 1-1 sin complejidad.

Leé también:  Brown sumó horas de vuelo en Adrogué

En ese contexto, y con un Chicago desmotivado, con escasas chances de lograr el ascenso directo, todo estaba a merced del local. Sin embargo, a los 32, el Torito aprovechó un error entre Bogino y Cortave y Franco, con la colaboración de una floja respuesta de Ríos, marcó el empate transitorio.

Parecía que la ilusión de Brown se derrumbaba. Pero nada de eso sucedió. No se dio por vencido, fue en busca del triunfo y lo logró: Campana, de cabeza, puso un justo 2-1 en tiempo cumplido y desató el festejo del pueblo tricolor.