El DT de Brown de Adrogué habló de los fallos en contra de su equipo en la previa del encuentro contra Nueva Chicago que definirá el futuro de ambos en la B Nacional.
"Vengo golpeado desde lo que pasó con Temperley", afirmó Vico.
«Vengo golpeado desde lo que pasó con Temperley», afirmó Vico.

Un gol anulado a favor en el último minuto por un offside milimétrico e inmediatamente una mano dudosa y un penal que le dio el triunfo a Temperley. Ahí empezó la molestia de Pablo Vico con los arbitrajes y hasta hoy sigue vigente.

“Lo que me hicieron en nuestra cancha fue vergonzoso”, había declarado aquel día al finalizar al encuentro que dirigió Bruno Bocca. Ahora, el DT de Brown de Adrogué optó por anticiparse a la final que se jugará este domingo desde las 15.10 en el Sur ante Nueva Chicago. “Chicago se juega un campeonato y nosotros entrar al Reducido. Pido honestidad en el arbitraje. Jamás habló mal de los arbitrajes, pero vengo golpeado desde lo que pasó con Temperley», comentó.

Leé también:  Brown volvió a ganar y no para de escalar en la tabla de posiciones

Y, siguiendo esta línea, agregó: «Yo lo que pido siempre es tratar de tener un arbitraje sano y noble. Que gane el que mejor hace las cosas adentro del campo de juego. No quiero echarle leña al fuego al asunto”.

En este caso, Diego Ceballos será el juez del encuentro y sobre el posarán las miradas de los dos equipos, además de las del resto de los equipos que pelean por el ascenso y un lugar en el Reducido.

Respecto al equipo, el DT destacó el ánimo del grupo y le pidió apoyo a los hinchas. «Confío ciegamente en los muchachos. Tenemos que tener esa cuota de suerte de concretar lo que generamos. Con Ferro tuvimos tres o cuatro situaciones que nos las pudimos concretar. Yo le pido a la gente que confié en este grupo de jugadores».