Las vecinas son trasladadas en combi al Hospital Alende, donde se realizan estudios y son atendidas por especialistas. La nutrición, un tema clave.
las vecinas se realizan ecografías y se efectúan estudios en el laboratorio.

Con el objetivo de acompañar, contener y brindar una mejor cobertura médica a las futuras mamás, el Municipio de Lomas lleva adelante el Programa El Camino de la Embarazada para que, de esta manera, tengan un tratamiento completo durante el tercer trimestre de su embarazo, que es clave en el desarrollo fetal del bebé.

Gracias a esta iniciativa, las vecinas que se atienden en las distintas unidades sanitarias de las zonas aledañas al Hospital Materno Infantil Oscar Alende tienen un mayor control durante las últimas semanas de gestación. Y eso se logra a través de estudios médicos semanales y pautas de nutrición,  enfocados en que lleguen de la mejor manera al momento del parto, como así también al momento de la lactancia.

Con esto, justamente, alrededor de 20 embarazadas asisten por semana al centro médico -ubicado en Alas y Azamor, en Ingeniero Budge- para realizarse, de manera gratuita, estudios de laboratorios, ecografías y a su vez hacer consultas con especialistas en obstetricia para cubrir todas las áreas de atención con los profesionales que trabajan en el centro médico. A su vez, a las embarazadas que no tengan una historia se les creará una en el hospital para hacerle un mejor seguimiento.

¿DE QUÉ SE TRATA? Las mujeres que llevan sus embarazos en las 22 unidades sanitarias son buscadas y trasladadas en una combi hasta el Hospital Alende para profundizar los estudios, hacer un recorrido por las instalaciones del lugar y brindar información importante para afrontar las últimas semanas de gestación. Los viajes se realizan los lunes y jueves y se atienden entre 15 y 20 embarazadas por semana.

Hay charlas sobre alimentación.
Hay charlas sobre alimentación.

“Esta muy bueno porque nos van a buscar a la salita y nos llevan al hospital y allí nos explican un montón de cosas, como así también nos dan los turnos. La verdad es que con esto todo es más fácil”, comentó Lorena, una futura mamá.

Una vez instaladas en el centro médico, las vecinas son acompañadas por el personal del centro médico para realizarse estudios de laboratorio de rutina. Luego se les brinda desayuno con distintos alimentos para recuperar las energías y a su vez se dicta un taller de nutrición, enfocado en tener una alimentación adecuada para el embarazo. Por último se hacen estudios de ecografías y realizan consultas con especialistas en obstetricia.

EL VALOR DE UNA BUENA ALIMENTACIÓN. “Lo que buscamos con el taller de nutrición es brindarles información sobre lo importante que es tener una variedad de comidas para el embarazo y también para el momento de la lactancia”, comentó Cecilia, a cargo del equipo de nutrición. Y en ese sentido, agregó: “Se les recomienda qué alimentos comprar y cómo los puede usar de distintas maneras, de la manera de que sea económica y a su vez práctica. También le damos una grilla de los diferentes alimentos con el detalles de las porciones que tienen que ingerir por día”.

Las mamás, una vez que se hacen los estudios de laboratorios, son esperadas con un desayuno que cuenta con una variedad de alimentos, entre los que hay frutas, lácteos y otros productos, y ahí se realizan las distintas charlas. “Se busca incentivar el consumo saludable, ya que es necesario una buena alimentación para una buena calidad de vida de ella y del bebé, como así también para una buena lactancia”, cerró la nutricionista.