Las mesas electorales abrieron este domingo la segunda vuelta de las presidenciales, que enfrentan al ultraderechista Jair Bolsonaro, favorito en todas las encuestas, y al socialista Fernando Haddad.
Las últimas encuestas, difundidas este sábado, indican que Bolsonaro tiene una clara ventaja.
Las últimas encuestas, difundidas este sábado, indican que Bolsonaro tiene una clara ventaja.

En esta jornada, para la que están convocados unos 147 millones de votantes, también se elegirá en segunda vuelta a los gobernadores de 14 de los 27 estados brasileños.

En todo el país han sido instalados 450 mil centros de votación, que abrieron a las 8 y funcionarán hasta las 17, aunque en los estados del oeste de Brasil cerrarán dos horas después dado su diferente uso horario.

Las últimas encuestas, difundidas este sábado, indican que Bolsonaro tiene una clara ventaja y sería elegido presidente con una votación que oscilará entre el 54% y el 56,8%.

En las últimas dos semanas, creció el apoyo popular a Haddad, a quien los sondeos de este sábado le atribuían una intención de voto que varía entre 46% y 43%.

La legislación brasileña permite difundir sondeos a "boca de urna" una vez que cierran las mesas electorales, mientras que Tribunal Superior Electoral comenzará a difundir los primeros boletines con resultados oficiales.