En Córdoba, Belgrano le empató al Xeneize cerca del final y lo privó de acercarse más a la punta. Lisandro López, en el primer tiempo, y Federico Lértora, marcaron los goles del partido. En la última jugada, la visita protestó una mano que Penel no cobró como penal.
Boca empató en Córdoba con Belgrano y quedó a 10 puntos de Racing.
Boca empató en Córdoba con Belgrano y quedó a 10 puntos de Racing.

Boca tenía la inmejorable ocasión para achicar la ventaja con Racing, que horas antes había perdido en el Monumental. Pero al equipo de Gustavo Alfaro le faltaron ideas para rematar el partido y empató con Belgrano de Córdoba 1-1.

Ahora, el Xeneize -con un partido menos- quedó a 10 puntos de la Academia, mientras que el Pirata sigue padeciendo y está inmerso en la tabla de los promedios del descenso y es uno de los cuatro conjuntos que estarían perdiendo la categoría.

Leé también:  Vinculan a Biglia con Boca

De entrada, el ritmo lo puso Belgrano, que empujado por su gente buscó arrinconar a Boca contra su arco. Lértora avisó con un remate cruzado que besó el segundo palo y después Andrada tuvo una atajada descomunal ante un cabezazo de Novillo contra la izquierda.

Sin embargo, fue Boca a través de la pelota parada el que se puso en ventaja. Tras un córner de Zárate, apareció el anticipo de cabeza de Lisandro López (primer gol oficial) para dejar inmóvil a Rigamonti. El Pirata se mantuvo en partido con las subidas de Guidara, la velocidad de Cuero y alguna aparición de Mendoza.

A la visita le quedó de frente el trámite que más le convenía: el contragolpe. Y por esa vía Benedetto hizo revolcar a Rigamonti, que además arañó abajo un centro cuando el Pipa se aprestaba a definir.

Leé también:  Boca se quiere aprovechar de Godoy Cruz y mantener su racha ganadora

Pero el equipo de Alfaro no estuvo fino y creció el ímpetu de Belgrano, que empujó hasta que llegó al empate con un derechazo recto de Lértora que encontró el espacio justo.

Ya con Ábila y Tevez en cancha para el último tramo, Boca se desesperó por los tres puntos y Belgrano apostó más a un error rival que a una jugada de elaboración propia.

En el descuento, Pavón (en uno de sus pocos aciertos) sacudió el travesaño con un tiro libre y hubo una mano en el rebote que Penel no sancionó.

Boca todavía no da signos de ser un equipo, está en proceso de elaboración en el laboratorio de Gustavo Alfaro. Tuvo jugadas y tiempo para definirlo estando en ventaja, pero esas turbulencias por las que transita le hicieron perder dos puntos clave en su intención de correr a Racing. Ahora está a 10 y las cuentas se van achicando. Dejó pasar el tren y quizá sea tarde para discutirle el título a la Academia.

Leé también:  Ábila y Almendra están para volver

Síntesis Belgrano-Boca