El goleador regresó al Taladro en febrero de 2017 para finalizar su carrera profesional, pero hubo un cambio de planes por algunos problemas económicos y, como no quería ser una mochila para el club, ya firmó para Racing.
En su segunda etapa en el club, Cvita jugó 55 partidos y convirtió 25 goles.
En su segunda etapa en el club, Cvita jugó 55 partidos y convirtió 25 goles.

Toda novela de amor tiene, generalmente, un final feliz. Es una de sus premisas. Pero a veces se busca el camino opuesto para impactar y generar sorpresa. Eso fue lo que pasó con la que estaban escribiendo Banfield y Darío Cvitanich, que terminó antes de lo esperado y con un final que nadie imaginaba: lejos del Taladro.

La foto que se sacó este sábado junto al presidente de Racing, Víctor Blanco, y al manager Diego Milito oficializó su contratación con la Academia por 18 meses (lo puede extender por seis meses más) pero también cerró su historia con el Taladro, su primer amor, al cual había vuelto para retirarse de la actividad profesional.

Leé también:  Banfield está disputo a escuchar ofertas por Arboleda

“Vivo todo esto como un duelo por lo que representaron todos estos años”, confesó el delantero, que regresó al club en febrero de 2017 y tuvo un alto rendimiento desde el primer partido, transformándose en el líder indiscutido del equipo, luego de hacerse la revisación médica para incorporarse a la Academia. “No estoy contento pero sé que estoy haciendo lo correcto”, remarcó Cvita, que jugó 55 partidos en estos dos años y convirtió 25 goles, con una efectividad del 45.4%.

En mayo, había firmado la renovación hasta el 2020.
En mayo, había firmado la renovación hasta el 2020.

“Siento que les saco un problema de encima, que era una carga”, recalcó el goleador, que había renovado su vínculo hasta 2020 a principio de mayo. Pero como había inconvenientes con su salario (se habla de una importante deuda que el club no podía liquidar), decidió marcharse. “Fue una decisión racional tomada y meditada mucho. Estoy convencido que era lo mejor. Antes de terminar de otra manera, prefiero dar un paso al costado. No quería irme con un juicio. Me voy tranquilo y agradecido”, explicó.

Leé también:  Comunicado sobre la salida de Cvitanich

En este final de novela, el club también dio su versión. Y lo hizo mediante un comunicado de prensa. “Hicimos lo imposible para que Darío continúe con nosotros, más allá de que su contrato iba a ser muy oneroso para la economía de nuestro club en el presente año. Eso, sumado a que no se obtuvieron los logros deportivos esperados en la segunda parte de 2018, que nos privaron de varios ingresos importantes de dinero, como así también sin haber vendido jugador alguno en el presente mercado de pases que aún no terminó”, reza lo principal del comunicado.