El plantel del Taladro comenzó las vacaciones hasta el próximo 10 de junio. En tanto, el cuerpo técnico se juntó con la Subcomisión de fútbol para realizar un balance y comenzar a diagramar los pasos a seguir.
Hernán Crespo y la Subcomisión de fútbol dialogaron de cara al futuro del plantel.
Hernán Crespo y la Subcomisión de fútbol dialogaron de cara al futuro del plantel.

El plantel de Banfield tuvo este lunes su último día de entrenamiento en el Campo de Deportes de la localidad de Luis Guillón. Tras el mismo y post almuerzo del grupo, los jugadores quedaron licenciados hasta el próximo lunes 10 de junio, día en que comenzará la pretemporada de cara a la Superliga Argentina de Fútbol 2019-20.

Cada uno de los futbolistas se llevó para las vacaciones un plan de trabajos físicos (independientemente de si siguen o no en el club) y otros en etapas de recuperación trabajarán con el profesor Alejandro Kohan.

Leé también:  Moviendo el tablero

Por la tarde, el cuerpo técnico encabezado por Hernán Crespo se reunió con la Subcomisión de fútbol para ir delineando los planes de pretemporada y lo más importante, el armado del próximo plantel.

Si bien se realizó un balance de la gestión de Hernán Crespo, donde el juego del equipo no coincidió con los resultados obtenidos, el objetivo es no apresurarse con los refuerzos. Eliminado prematuramente de la Copa de la Superliga -y con continuidad en la Copa Argentina-, las partes tienen suficiente tiempo por delante para observar el mercado de pases y no equivocarse en la elección de los nombres que llegarán.

Leé también:  La lesión de Urzi es el tema central

Banfield  arrancará la próximo temporada a ocho puntos de Gimnasia y Esgrima La Plata y Newell’s, los dos con peor promedio de descenso -sin contar los ascendidos Arsenal y el ganador del Reducido-, por lo que tendrá que sumar la mayor cantidad de puntos posibles.

Dependiendo de las bajas del plantel, se apunta a reforzar la columna vertebral: arquero, marcador central, volante centro y centro delantero. Crespo ya le dio rodaje a los pibes, pero sabe que es el tiempo de rodearlos con jugadores de jerarquía y trayectoria.