El Municipio está llevando a cabo, junto a AySA, la última etapa de los trabajos que beneficiarán a miles de vecinos y mejorarán el funcionamiento de la red. Las tareas de las cuadrillas se concentran ahora entre Boedo y Laprida.
SE INSTALARÁN 285 CONEXIONES DOMICILIARIAS.
SE INSTALARÁN 285 CONEXIONES DOMICILIARIAS.

En el centro de Lomas, el Municipio avanza con la renovación de la red secundaria de cloacas con el objetivo de repotenciar el servicio y beneficiar a miles de vecinos. La obra está en su última etapa: las cuadrillas trabajan en Hipólito Yrigoyen, entre Boedo y Laprida.

El proyecto junto a AySA -que abarca el radio comprendido por las calles Colombres, Loria, España, Italia, Sáenz y la avenida Hipólito Yrigoyen- consta de la instalación de nuevas cañerías de policloruno de vinilo que se suman a las de hormigón simple para mejorar el sistema en una zona que desde hace tiempo está teniendo un importante crecimiento poblacional y comercial.

“Reforzamos nuestro compromiso de trabajar por quienes más lo necesitan”, remarcó Martín.

Las acciones se están desarrollando sobre Yrigoyen, entre Boedo y Laprida, donde las cuadrillas abrieron el asfalto y colocan los caños. Mientras que en Boedo y Acevedo reparan las veredas que tuvieron roturas debido a los trabajos. Durante el desarrollo no se corta el servicio y las nuevas cañerías se colocan por encima de las que ya están en funcionamiento.

Leé también:  Aysa refuerza los canales digitales y ordena el ingreso a los Centros de Atención

Las tareas van a seguir por la avenida en tramos de una cuadra hasta llegar a Colombres, donde finalizará la obra. “Por tareas realizadas por AySA se hace una reducción de carril en Yrigoyen, mano a Ciudad de Buenos Aires. Si bien el tránsito no será cortado y los autos podrán circular, recomendamos tomar calles alternativas como España o Meeks para evitar demoras y congestiones”, informaron desde el Municipio.

En total, se instalarán más de 2.800 metros de cañerías y realizarán 285 conexiones domiciliarias. Estos trabajos beneficiarán directamente a unas 2.100 personas y a más de 10 mil en forma indirecta. “Era necesario que hagan este trabajo para mejorar el servicio en una zona que creció un montón en poco tiempo”, destacó Horacio López, vecino de la calle Loria.

martín y galmarini analizaron los nuevos desafíos.
martín y galmarini analizaron los nuevos desafíos.

REACTIVACIÓN. El intendente lomense, Martín Insaurralde, se reunió con la titular de AySA, Malena Galmarini, para avanzar en la reactivación de los distintos frentes cloacales que quedaron pendientes durante el macrismo.

Leé también:  Aysa refuerza los canales digitales y ordena el ingreso a los Centros de Atención

“Conversamos sobre los grandes desafíos que tenemos por delante. Reforzamos nuestro compromiso de trabajar por quienes más lo necesitan, para llegar a todos y a todas”, remarcó Martín tras el encuentro a mediados de enero, que incluyó una recorrida por la Planta de Tratamiento Cloacal de Fiorito, que tiene disponibilidad para incluir a más de 300 mil vecinos a la red.

El trabajo conjunto será clave para poner en marcha muchas obras cloacales paralizadas durante la gestión anterior, algunas de ellas que debían concluir en 2016 inclusive.

EN EL ESTE. Otra obra de expansión y mejoramiento del servicio de cloacas fue la que se realizó en Banfield Este, donde se construyó un aliviador que sirvió para descomprimir el sistema en una localidad que también creció en los últimos años.

En la avenida Alsina instalaron más de mil metros de cañerías desde Cochabamba hasta Malabia, donde hay un conducto que se conecta con el aliviador.

Como parte de este proyecto, se hicieron 11 bocas de registros, una de acceso y ventilación, y nueve empalmes a bocas de registro y ventilación existentes.