El cantor, uno de los principales referentes de la música ciudadana de su generación, sale a escena este viernes y sábado en El Nido.

Ariel Ardit es uno de los referentes de la nueva horneada del tango que surgió a partir de los ‘90 y lleva 20 años sobre los escenarios, con siete discos editados como solista y con un tendal de premios y nominaciones en su haber.

Este cantor, que está celebrando sus dos décadas con la música ciudadana, se presenta este viernes y sábado en El Nido para hacer un repaso por su discografía.

En estas dos presentaciones en Lomas, Ariel Ardit va estar secundado por un cuarteto dirigido por Andrés Linetzky.
En estas dos presentaciones en Lomas, Ariel Ardit va estar secundado por un cuarteto dirigido por Andrés Linetzky.

“El repertorio que estoy haciendo es un recorrido por los distintos discos que grabé en estos 20 años. Hago desde los primeros tangos que grabé hasta de los últimos discos, incluso hago algunos temas que voy a grabar en el próximo álbum, que va a ser sólo con el piano”, le comenta a La Unión.

En estas dos presentaciones en Lomas, Ariel Ardit va estar secundado por un cuarteto dirigido por Andrés Linetzky, el pianista que es su histórico arreglador.
“Mi próximo disco va a ser sólo de piano, con Andrés Linetzky. Con él hago todos los arreglos que después se van a grabar con una orquesta típica, ese trabajo de taller siempre quedaba pendiente, es como un molde al que se le suman los accesorios”, adelanta.

Leé también:  Jarana Jarocha recorre los boleros clásicos

El trabajo entre el cantor y el pianista quedará plasmado sin otros instrumentos en su próximo álbum. “Es un arreglador a medida, todos los arreglos están pensados en mi tonalidad. Es un formato distinto al de la orquesta típica, al estar sólo con el piano se logra mayor libertad que con la orquesta, que está más pendiente de la partitura”, explica Ariel.

La nueva guardia. Este cantor nació en Córdoba el 15 de mayo de 1974, pero se crió en Buenos Aires. En 1998 comenzó a cantar tango en el Boliche de Roberto del barrio de Almagro y de 1999 a 2005 fue el cantor de la orquesta El Arranque, con quienes grabó cuatro discos.

Ariel Ardit formó parte de la camada tanguera que irrumpió en los ‘90, junto con El Arranque, la Fernández Fierro y Patricio Barone, entre otros exponentes. Estos artistas surgieron mientras se iban apagando los representantes de la vieja guardia.

Leé también:  “Juglarría”, un espectáculo de canciones y humor, en Banfield

En este recambio generacional, que lo tuvo a Rubén Juárez como nexo, Ariel Ardit quedó catalogado como un nuevo exponente, en el estilo de los cantores de la era dorada del tango.

“No me molesta, yo hago mi trabajo. Son rótulos para ubicarte y la gente toma eso. Para el tanguero ortodoxo era el referente joven de la época de los ‘40, en parte porque también fui consecuente con el estilo del cantor tradicional”, acota.

Esta comparación, llevó a que muchos amantes de la vieja guardia lo rotulen rápidamente, a pesar de él prefiera evitar esas comparaciones. “Mi amigo Horacio Pagani dice que soy el Gardel del Siglo XXI, eso no está en mi gacetilla. En una nota en televisión ponían eso en pantalla, pero no soy eso”, cierra.

MÁS INFO. Ariel Ardit, este viernes y sábado a las 21 en El Nido, Manuel Castro 478.
Entradas, $600; anticipadas, $550.