Por la carga de impuestos, las normas laborales y la influencia de los sindicatos en la economía y el panorama político.

Un informe privado reveló que Argentina ocupa el 18º puesto del ránking de los países más complejos para hacer negocios entre 76 naciones por la carga impositiva, las normas laborales y las reglas de contratación.

El primer Global Business Complexity Index (GBCI)destacó que el índice de complejidad en el país es del 63%, por detrás de Qatar y Portugal y al mismo nivel que España, Filipinas y Polonia. De los otros países de la región, Brasil fue considerado el más complejo, y se ubicó en el tercer lugar en el índice general. Bolivia se ubicó en quinto lugar con 75%, seguido de cerca por Perú en el décimo lugar y Colombia en el 13º.

Los principales desafíos que enfrenta el país son “sus estrictas leyes laborales y la influencia de los sindicatos en la economía y el panorama político del país”: “Los sindicatos en Argentina son muy poderosos, y las entidades extranjeras pueden perderse entre lo que es la ley y lo que prescriben los sindicatos”.