El Municipio de Lomas brinda clases para escuelas públicas y privadas de todos los barrios. Tras el receso por las vacaciones de invierno, se dio inicio a la segunda etapa que contará con la participación de unos 3 mil alumnos de entre 9 y 10 años.

La iniciativa alcanzará a 9 mil estudiantes de cuarto grado.

En su séptimo año consecutivo, el programa Aprendiendo a Nadar brinda clases gratuitas para escuelas públicas y privadas de todos los barrios. La iniciativa a cargo del Municipio de Lomas alcanzará a 9 mil estudiantes de cuarto grado.

Tras el receso por las vacaciones de invierno, se dio inicio a la segunda etapa que contará con la participación de unos 3 mil alumnos de entre 9 y 10 años. La propuesta se lleva a cabo de lunes a viernes -tanto en el turno mañana como en el de tarde- bajo la coordinación de unos 40 profesores que guían a los niños para que den sus primeros pasos, aprendan a flotar y profundicen sobre los diversos estilos de nado.

“Es muy importante este programa porque no sólo apunta a fomentar el deporte en una disciplina tan completa como la natación, sino que permite cuidar a nuestros chicos a través del diagnóstico y seguimiento mediante los controles médicos”, señaló el intendente Martín Insaurralde.

Leé también:  En el Parque de Lomas, unos 200 chicos participan del Fútbol Social

A las piletas del Parque de Lomas (Molina Arrotea y Las Lilas) concurren los establecimientos ubicados en la zona Oeste, mientras que al Natatorio “Guyo” Sember (Alsina 1835) asisten los situados en el lado Este. Las Escuelas de Educación Especial se sumaron a fines de mayo y tendrán clases hasta que termine el año.

Los profesionales médicos les realizan aptos físicos a los niños.

Los participantes cuentan con traslados ida y vuelta en micro desde sus escuelas hasta cada uno de los predios, y en el lugar se les entrega un kit compuesto por una malla, mochila, gorro, toalla, dos barras de cereal y un jugo como refrigerio.

Previo a que los chicos se metan al agua, los profesionales médicos les realizan un apto físico de rutina que consta de un control rápido en los pies, axilas y cabeza para evitar el contagio de enfermedades, como es el caso de la pediculosis o el contagio de hongos.

“Todos los años nos reunimos con los directivos de las escuelas y ellos nos transmiten que los chicos vienen a las clases motivados. Las familias también están contentas por una cuestión de prevención”, expresó el director de Deportes local, Facundo Suárez, quien agregó: “A cada escuela le damos la posibilidad de recuperar una o dos clases por si tuvieron alguna salida o acto escolar”.

Leé también:  En el Parque de Lomas, unos 200 chicos participan del Fútbol Social

La primera etapa incluyó a un total de 2.800 estudiantes de 38 escuelas que participaron de ocho clases de una hora. Las primarias Nº11, Nº18, Nº35, Nº43, Nº55, el Colegio Almafuerte, Parque Barón, Modelo San José y Santa Rosa fueron algunos de los que formaron parte del programa.

Además de los beneficios que proporciona para la salud, el programa lanzado en 2012 también sirve en todas las temporadas para despertar el interés de los chicos en la natación y en su práctica profesional.

“A los que muestran un mayor entusiasmo y potencial se los invita a realizar cuatro clases más y si los niños quieren, pueden sumarse a los entrenamientos de los equipos competitivos de natación que tiene Lomas”, agregaron desde el área de Deportes.

EL DATO: 38 escuelas de todos los barrios
formaron parte de la primera etapa del programa.