El equipo de Alfaro empató sin goles con Vélez en La Bombonera. Y lo ganó desde los 12 pasos, instancia a la que llegó por la enorme actuación de su arquero. Los pibes del Fortín cumplieron. El Xeneize jugará en semifinales con Argentinos Juniors.
Mauro Zárate tuvo otro discreto partido frente a su ex club.
Mauro Zárate tuvo otro discreto partido frente a su ex club.

Las manos de Esteban Andrada en los 90 minutos. La efectividad de los cinco ejecutantes en la tanda de penales. Así, con cierta angustia, Boca se clasificó semifinalista de la Copa de la Superliga luego de otro empate 0-0 con Vélez y el domingo visitará a Argentinos Juniors.

Boca la pasó mal. Sobre todo en el segundo tiempo, cuando Vélez puso varios hombres cara a cara con el arquero. Los penales son una lotería. Y solo falló Cufré rematando alto.

Gustavo Alfaro, ante la ausencia de un 9 de área, prefirió colocar uno más en el fondo, con tres centrales (se sumó Alonso) y con Buffarini y Mas por los costados. De arranque, Vélez presionó con los tres de arriba y encontró espacios en el retroceso de los laterales.

Leé también:  "Podemos lastimar", aseguró Zubeldía

Marcone y Nández para quitar y distribuir. Y más adelante Villa-Tevez-Zárate. El colombiano fue lo mejor del local y convirtió en figura al arquero Lucas Hoyos. De entrada tiró un pared con Zárate y el arquero sacó con la pierna. Ni Nández, ni Marcone, acertaron en el rebote.

Boca era más directo en su juego. Sin pausa en la creación, todo es un torbellino. Al contrario del equipo de Gabriel Heinze, que es amigo del toque y la circulación. Por el laso de Mas se escapó Robertone, pero Andrada puso firme las manos para salvar su arco.

No había un claro dominador, iban y venían, a veces sin poner un freno. Pero luego de los 20 minutos en adelante lo fue a buscar empujado por su público. El tiro libre de Zárate rebotó en el travesaño y Villa, una vez más, falló en su intento mano a mano con Hoyos. En la última de la etapa, Más tomó de la camiseta a Laso en un centro. Claro penal que Espinoza omitió.

Leé también:  Boca pasó al Bicho y va por Tigre
Boca y Vélez jugaron al límite por el pase a las semifinales.
Boca y Vélez jugaron al límite por el pase a las semifinales.

Boca arrancó desorientado el segundo tiempo. En un ratito, Vélez lo puso contra las cuerdas. Primero con Giménez probando de afuera (la rozó Andrada) y luego tapándole el arquero una entrada franca a Fernández, que antes perdó otra ocasión. Era el momento de Vélez, por eso Heinze puso a Almada, para gambetar, encarar y lastimar en la línea defensiva rival, que volvió a los cuatro en el fondo con el ingreso del Pipa Benedetto por Alonso.

Estaba mejor el Fortín, que le tiró otro fresquito a la cancha como Barreal. Boca no tenía consistencia, casi la emboca Izquierdoz de cabeza, pero Almada hizo dos enganches en el área y Andrada salvó nuevamente la ropa. A la visita le faltaba la puntada final.

Leé también:  Boca quiere seguir de festejos

El local entró en un pozo. Benedetto jugó mal hacia atrás e Izquierdoz bajó a Bouzat como último recurso. Roja y un tiro libre ideal para Giménez, que el arquero -a esa altura clave- desvió por un costado. Y después le dio Barreal, de volea, por arriba del travesaño.

Vélez fue más y mereció ganarlo. No supo definirlo, Andrada fue su pesadilla. Y lo pagó en los penales, donde una vez más, Boca tuvo 100% de eficacia. Convirtieron Benedetto, Pavón, Zárate, Fabra y Buffarini. Por Vélez, Giménez, Salinas, Almada y Fernández. Falló Cufré.

Sintesis Boca-Velez