El Municipio de Lomas construyó un conducto subterráneo de hormigón que será clave para prevenir las inundaciones y mejorar el escurrimiento del agua en distintos barrios. Actualmente, se están llevando a cabo las acciones de asfalto.

 

El Aliviador Oeste del Arroyo del Rey-Ramal Mugica es uno de los proyectos fundamentales para prevenir inundaciones y mejorar el escurrimiento del agua en distintos barrios. Tras finalizar la construcción de la obra hídrica, el Municipio de Lomas avanza con los asfaltos en calles de Lamadrid y Albertina.

para armar la estructura se colocaron tabiques, cuadra por cuadra, para darle forma al canal de drenaje.
Para armar la estructura se colocaron tabiques, cuadra por cuadra, para darle forma al canal de drenaje.

“Este aliviador generará mejoras trascendentales en la calidad de vida de los vecinos, ya que permitirá dejar atrás problemas como las acumulaciones de agua en barrios que estuvieron postergados durante décadas. Desde hace varios años que estamos haciendo un gran esfuerzo para concretar iniciativas históricas y trabajando para que las inundaciones sólo sean un mal recuerdo”, señaló el intendente, Martín Insaurralde.

La iniciativa consistió en el armado de un conducto subterráneo de hormigón de 5,50 metros de ancho por 1,80 de alto, que extendió a lo largo de más de 2.500 metros lineales de longitud en paralelo a las vías del ferrocarril. La primera fase comprendió más de 600 metros de la calle Vucetich, desde la Ribera hasta Monte, para alcanzar a los hogares de unas 32 manzanas.

El segundo frente en el que se armó la estructura siguió la traza del canal hasta el cruce de Tuyutí y Cañuelas, abarcando más de 850 metros. Mientras que el último trayecto de la iniciativa en conjunto con el Estado provincial es de 1.050 metros hasta la finalización del aliviador en el cruce de O’Higgins y Zuloaga.

"Este aliviador generará mejoras trascendentales en la calidad de vida de los vecinos, ya que permitirá dejar atrás problemas como las acumulaciones de agua en barrios que estuvieron postergados durante décadas. Desde hace varios años que estamos haciendo un gran esfuerzo para concretar iniciativas históricas y trabajando para que las inundaciones sólo sean un mal recuerdo”, dijo Martín.

Para el armado del sistema de drenaje, primero se hizo una medición del nivel de las napas y luego se preparó el terreno. Después se colocaron tabiques, cuadra por cuadra, para darle forma al canal. Esto fue clave ya que, al tratarse de una zona inundable, la tierra no era firme, por lo que se necesitó generar este tipo de estructuras con el objetivo de instalar la red.

trabajos de asfalto sobre tuyutí, en lamadrid.
Trabajos de asfalto sobre Tuyutí, en Lamadrid.

Actualmente, las cuadrillas se enfocan en la pavimentación en hormigón de las calles en las que se construyó el conducto. Uno de los asfaltos se está llevando a cabo sobre O’Higgins, desde Escobar a Zuloaga, en la Delegación de Albertina. Las obras también llegaron a Vucetich y Tuyutí, sobre el trayecto que va desde Escobar hasta Epecuén, pertenecientes a Lamadrid.

las cuadrillas están pavimentando las calles en las que se construyó el conducto.

“Hace tres semanas se habilitó el tránsito sobre las calles Epecuén/Olimpo, donde está la barrera, que trajo un alivio importante en la zona. Y próximamente va a arrancar una obra de conductos sobre Newton, que ya está licitada y en proceso de adjudicación”, informó el director de Asuntos Hídricos, Pedro Procopio, quien destacó que “gracias al Aliviador se podrán realizar este tipo de ramificaciones y trabajos complementarios”.

Todas estas acciones forman parte de la transformación integral en materia hídrica que se inició con el saneamiento y la canalización del Arroyo del Rey.